Economía, Salud, Viajes

Senegal: El Covid-19 ahoga a los hogares y reduce las previsiones de crecimiento al 0,7%

Fuertemente golpeada por la covid-19, la economía senegalesa espera una baja tasa de crecimiento del 0,7% para el año 2020, a pesar de la lenta recuperación de la actividad económica y gracias a la aplicación del Programa de Resistencia Económica y Social (PRES). Imagen: Alexandros Dimitri Karantges en Unsplash

Fuertemente golpeada por la covid-19, la economía senegalesa espera una baja tasa de crecimiento del 0,7% para el año 2020, a pesar de la lenta recuperación de la actividad económica y gracias a la aplicación del Programa de Resistencia Económica y Social (PRES). Imagen: Alexandros Dimitri Karantges en Unsplash

Por Amadou Ba. Fuertemente golpeada por la covid-19, la economía senegalesa espera una baja tasa de crecimiento del 0,7% para el año 2020, a pesar de la lenta recuperación de la actividad económica y gracias a la aplicación del Programa de Resistencia Económica y Social (PRES).

La crisis sanitaria mundial relacionada con la covid-19 tiene graves consecuencias económicas y Senegal no se salva. Según las últimas previsiones del FMI, el crecimiento del PIB caerá hasta el 0,7% en 2020, mientras que el país esperaba al menos un 6,8% antes de la crisis sanitaria. “La economía senegalesa ha sido duramente golpeada por la pandemia COVID-19: se espera que el PIB real se contraiga un 0,7% este año, como resultado de la pandemia y de las estrictas medidas de contención que han llevado a una interrupción de la actividad económica mayor de la esperada“, dijo Corinne Deléchat, jefa de la División para África del FMI. Estuvo en una visita virtual del 9 al 18 de septiembre de 2020.

Las figuras del drama, las figuras de la crisis, etc… Leyendo los titulares de los periódicos de Dakar, que compiten por atención, se pueden medir las consecuencias perjudiciales del Covid-19 en la economía y los hogares senegaleses.

Numerosos sectores de la economía, como el transporte aéreo, el turismo y el comercio, se ven particularmente afectados. El sector del turismo, que representa el 6,3% del PIB, ha perdido ingresos de explotación por valor de 350.000 millones de francos CFA. Los gerentes de las recepciones de los hoteles ya no saben qué pensar. Sólo en el centro turístico de Saly, situado a 80 kilómetros al sur de Dakar y a 15 minutos del nuevo aeropuerto del Senegal, se han despedido a más de 1.000 empleados desde que la pandemia azotó el país. La cifra se duplica en el caso de los trabajadores de temporada.

Los miembros de la Federación de Organizaciones Patronales de la Industria Turística de Senegal (Fopits) se reunieron el 22 de septiembre en el hotel King Fahd Palace, bajo la presidencia de Mamadou Racine Sy, para examinar su situación y las medidas que debían adoptarse. También pidieron al Estado que les concediera exenciones fiscales.

El tráfico aéreo no está mejorando, con una fuerte disminución del 50,98% en el número de pasajeros registrados en el Aeropuerto Internacional Blaise Diagne (AIBD) a finales del primer semestre de 2020 en comparación con el mismo período de 2019, según los datos establecidos por la Agencia para la Seguridad de la Navegación Aérea en África y Madagascar (ASECNA). Sin embargo, los vuelos internacionales se reanudaron el 15 de julio.

En los sectores de la hostelería y la restauración, la pérdida acumulada de ingresos ha alcanzado los 96.000 millones de francos CFA, según el Ministerio de Economía, Planificación y Cooperación del Senegal.

La misma tendencia descendente se observa también en las importaciones y exportaciones. Estimadas en 136.200 millones de francos CFA en abril de 2002, frente a 274.100 millones en enero del mismo año, las exportaciones de Senegal disminuyeron en un 50,3%.

Pérdida de ingresos y empleo

La aparición de la covid-19 ha cambiado radicalmente las perspectivas económicas, financieras y presupuestarias de Senegal para el año 2020. Prácticamente ningún área de la economía senegalesa se ha salvado. Para hacer frente a esta situación y favorecer una rápida recuperación, el Gobierno ha revisado por tanto su presupuesto mediante la Ordenanza N.º 07-2020 por la que se modifica la Ley N.º 2019-17, de 20 de diciembre de 2019, relativa a la Ley de finanzas para el año 2020, a fin de hacerse cargo del Programa de Resistencia Económica y Social (PRES) puesto en marcha por el presidente de la República, Macky Sall, en el marco del plan de respuesta a la crisis provocada por la pandemia. Este plan está financiado por el Fondo de Respuesta Covid-19 conocido como “Fuerza Covid-19″, con un presupuesto de 1.000 mil millones de francos CFA.

Su estructura gira en torno a tres componentes: el apoyo al sector de la salud, el fortalecimiento de la resistencia social de las poblaciones y la estabilidad macroeconómica y financiera para apoyar al sector privado y mantener los puestos de trabajo. Así, se distribuyó una suma de 69.000 millones de francos CFA a un millón de hogares en forma de ayuda alimentaria. A su vez, el Estado ha apoyado el consumo de agua y electricidad de las familias más pobres con 18.500 millones de francos CFA.

En las ciudades, pero especialmente en el interior del país, los hogares se ven gravemente afectados por la covid-19. En un informe de seguimiento del impacto de la covid-19 en los hogares, la Agencia Nacional de Estadística y Demografía (ANSD), el 85% de los hogares afirma haber sufrido una disminución de los ingresos debido a la aparición del coronavirus. El estudio, que abarca el período comprendido entre el 3 y el 19 de julio de 2020, indica que los trabajadores de los servicios, el comercio, la administración pública, el transporte y las comunicaciones, las minas y las canteras se encuentran entre los más afectados.

Esta encuesta, realizada en 1.220 hogares, también reveló dificultades para acceder a los servicios básicos, la alimentación y la salud. Según este estudio, el 36% de los cabezas de familia han perdido su trabajo, 30 de ellos por razones relacionadas con la covid-19.

Durante el mismo período, las remesas procedentes de Senegal también se redujeron en un 82%, mientras que las del extranjero se contrajeron en un 80% aproximadamente.

A pesar de la lenta recuperación de las actividades económicas y a la puesta en marcha del ESRP, en 2020 la tasa de crecimiento del PIB no llegará ni al 1%. Desde el anuncio del primer caso de coronavirus, el 2 de marzo de 2020, Senegal ha tenido 14.795 casos positivos hasta el 23 de septiembre de 2020, de los cuales 11.718 se han curado y 303 han muerto.

 

Amadou Ba es graduado por el CESTI (Centro de Estudios de Ciencias y Técnicas de la Información) de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar. Además, es investigador y formador de periodistas senegaleses en Medios y Comunicación. Con una experiencia profesional de más de 10 años en la prensa senegalesa, ha trabajado para la revista de información general de Dakar, Nouvel Horizon, Le Journal de l’économie sénégalaise (Lejecos.com) y Ouest TV, entre otros medios.

Texto redactado originalmente en francés y traducido al español por Elvira González-Sosa Suárez.

Puede encontrar el texto en francés aquí.

Etiquetas:, , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*