Eventos, Género, Historia, Letras, Noticias

Nuevas voces femeninas, aquí y en camino

Las voces femeninas de las letras africanas cada vez son más visibles en el panorama internacional. Imagen de Sara Martín López

Las voces femeninas de las letras africanas cada vez son más visibles en el panorama internacional. Imagen de Sara Martín López

Es inmensa África. De Norte a Sur y de Este a Oeste, tan diversa, tan atractiva y tan compleja. Por eso, si solo atendemos a un pasado y a un presente al que apenas abordamos, podemos imaginar que será en el futuro. Afirman que este futuro tendrá rostro de mujer en el continente africano. Son estas las que ahora cuentan su historia con voz propia necesaria para comprender desde otros puntos de vista. Ahora, a los nombres del pasado, las pioneras, las que tuvieron que vencer tantas dificultades para poder expresar lo que tenían dentro, sus vivencias, sus pensamientos y volcarlos en un papel, se unen las nuevas creadoras que nadan en las aguas de la modernidad, la globalización y la experimentación.

Colocarse delante de un mapa del continente africano te hace ver el tamaño de lo que se intenta condensar. ¿Cómo hacerlo?, ¿cómo mostrar mundos que rechazan encorsetamientos previos, que han nacido para volar y no para ser recluidos en pequeñas cajitas tituladas? Es como tratar de poner vallas al viento. Así, lo que se puede ofrecer es limitado, tanto, pero al mismo tiempo es un ofrecimiento único a adentrarse en otros universos personales y colectivos.

No es fácil en muchos lugares encontrar escritores de calidad. Hace falta tiempo, y de ello sabe mucho la editora de Huza Press, la ruandesa Louise Umutoni, sello que ha publicado la primera antología de escritores ruandeses bajo el título de Versus and Other Stories que celebraba la “nueva Ruanda” y sus narrativas, a través de ocho relatos que tratan desde historias de amor a ciencia ficción con mujeres protagonistas en muchos de ellos, y con la ambición también de ir creando un canon literario ruandés.

Las voces nigerianas, unidas de manera indefectible al nombre de Chimamanda Ngozi Adichie,  destacan como un auténtico filón de nuevas narrativas. A los debuts de Ayobami Adebayo (Cuenta conmigo), Oyinka Braithwaite (Mi hermana, asesina en serie), se unen otros títulos de mujeres que continúan sus trayectorias escribiendo novela, sobre todo (Chinelo Okparanta con Bajo las ramas de los udalas). Ellas muestran apenas un vértice de una narrativa que se fija en sus culturas, ya sea igbo, yoruba o hausa y que indaga en experiencias como la situación LGBTI que atraviesa este colectivo en el país, la familia, las relaciones de pareja, el patriarcado, la fertilidad, la maternidad o el día a día cotidiano.

En 'Nuez de coco' la joven escritora Kopano Matlwa aborda el conflicto cultural que sufre en Sudáfrica la primera generación born free tras el apartheid.

En 'Nuez de coco' la joven escritora Kopano Matlwa aborda el conflicto cultural que sufre en Sudáfrica la primera generación born free tras el apartheid.

Junto a ellas, surgen narrativas desde el Sur africano, Sudáfrica, el otro punto caliente en lo que a literaturas se refiere. A la poesía brutal, plena de expresión y rabia, de Koleka Putuma (Amnesia colectiva) se une la voz de la joven Kopano Matwla, muy personal, y que nos adentra en su país desde una faceta de rabiosa actualidad (Florescencia, Nuez de coco). Allí, los esfuerzos por publicar literatura escrita por mujeres negras las conoce muy bien Thabiso Mahlape quien impulsa la primera editorial sudafricana solo con voces negras, BlackBirdsBooks dando a conocer lo que hasta ahora no se ha podido contar por falta de espacios y medios para ello en aquel país.

Las nuevas voces del continente vuelven la vista también hacia el pasado histórico para recontarse. Para recuperar su lugar en ellas y mostrar lo que no ha sido mostrado hasta el momento. Es el caso de Kaouther Adimi que no muestra en Nuestras riquezas una Argelia mítica, y de otras tantas, tantísimas, aún sin traducir, como Maaza Mengiste, que nos lleva de su mano a la Etiopía de Haile Selassie, o  Jennifer Makumbi, que explora el pasado precolonial de Uganda, antes de la llegada del hombre blanco que es el momento que marca para muchos el comienzo de la historia en tantos otros países africanos, hasta la actualidad.

Y continúan abriendo brechas, indagando en su identidad diaspórica, como la angoleña Djiamilia Pereira de Almeida en Luanda Lisboa, Paraíso. O ofreciendo una visión crítica del Marruecos rural, como Karima Ahdad.

Pinceladas, hermosas todas ellas, que nos invitan a vivir más y mejor. Lo único seguro es que siguen en camino. Vayamos a su encuentro.

 

Sonia Fernández es autora del blog Literafricas desde donde profundiza en las literaturas africanas y nos acerca, a través de sus análisis y reseñas, a las voces del contienente.

 

Etiquetas:, , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*