Eventos, Noticias

#NosotrosSomos. Nosotros…juntos: Suleiman Magassouba

Suleiman es diseñador. Cuando llegó a España, con 16 años, ya tenía el oficio, pero no sabía leer ni escribir. Ahora tiene un ciclo superior en Turismo y es diseñador titulado.

Suleiman es diseñador. Cuando llegó a España, con 16 años, ya tenía el oficio, pero no sabía leer ni escribir. Ahora tiene un ciclo superior en Turismo y es diseñador titulado.

Suleiman recuerda a su abuela por todos los valores que ella le enseñó: le dijo que podía hacer todo lo que él quisiera y él recalca hoy que, cuando alquien tiene ganas “nada es imposible, difícil sí, pero no imposible”. Él lo sabe bien; creía que aprender español o lograr el graduado escolar en cuatro años, empezando desde cero “era imposible” pero ha conseguido hacerlo gracias a su esfuerzo. Hoy en día su vida gira entorno a la moda, con sus diseños y su taller en Las Palmas de Gran Canaria.

Hasta los diez años, tras fallecer su madre cuando él solo tenía un mes, su abuela lo acogió y le dio la educación “que todos los padres hubieran querido para sus hijos”. Nunca fue a la escuela, porque eso habría supuesto tener que irse a la ciudad y su abuela no lo quiso.  Después, tal y como lo estipulan las normal de su pueblo, se mudó con su padre, a quien apenas conocía, a un pueblo cercano donde solo pasó un año de su vida. Con 11 decidió aprender a ser sastre, y con su maestro Ladji Kante en la ciudad de Kita, “nació la pasión por la tela”.

Después de pasar cinco años aprendiendo costura, decidió que quería “cambiar de aires” y pensó en España o Francia. No sabía como iba a ser el camino y fue difícil convencer a su padre para que le dejara venir a Europa pero finalmente llegó a Las Palmas de Gran Canaria con 17 años. Ingresó en un centro de menores y cuando cumplió 18 años le trasladaron a uno de adultos porque no tenía todos los papeles en regla.

Su vida cambió cuando una pareja canaria, Juan y Pilar que lo acogieron en su casa, le consiguieron un trabajo y le dieron el impulso necesario para sacar adelante sus estudios, trabajando y estudiando al mismo tiempo, hasta lograr estudiar Turismo. “En Mali no hubiera tenido la oportunidad de estudiar todo lo que he estudiado”, asegura.

Su ambición ahora es seguir ampliando su conocimiento, y confía en que le quedan “muchas cosas por hacer”. Por lo pronto, ve su proyecto de diseño de moda como “una buena salida” porque asegura tener apoyo pero sobre todo ganas. Y se aferra a su mantra de vida: “con ganas, nada es imposible”.

Conoce aquí la campaña de Casa África por el Día Internacional del Migrante

 

 Marta Hidalgo es periodista y actualmente está realizando su periodo de prácticas de empresa en el área de Medios de Comunicación de Casa África.

 

Etiquetas:, , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*