Economía, Noticias, Viajes

Turismo en África: ¿oportunidad para el continente?

El sector turístico en el continente africano supone un abanico de oportunidades para los diferentes países, que afrontando los retos y buscando soluciones podrían encontrar un modelo económico y social inclusivo y sostenible.

El turismo puede actuar como el transformador que contribuya, sustancialmente, a la diversificación de las economías del continente africano, al igual que al desarrollo social de la población que podría acceder a la formación y el empleo que, previsiblemente, demandará el sector turístico en África. Esta es la conclusión extraída por una extensa representación del sector turístico en África, así como, varios institutos de estadísticas, que se congregaron recientemente en un encuentro auspiciado por la Organización Mundial de Turismo de Naciones Unidas (OMT) en Abuja (Nigeria).

Para conocer el potencial del sector es preciso estar al tanto de la situación actual de llegadas de turistas internacionales, la contribución del sector al PIB, el impacto en el empleo y la inversión turística hacia el continente africano.

Baobas de Madagascar

Baobas de Madagascar

Según la OMT, el continente africano en su totalidad recibió 63 millones de llegadas internacionales, superando a Oriente Medio por segundo año consecutivo, con un incremento del 8% con respecto al año 2016, siendo junto con Europa las dos regiones con mayor tasa de crecimiento. Si África ha superado a Oriente Medio se explica ya que el continente africano ha ido creciendo de forma continuada mientras que Oriente Medio ha sufrido más vaivenes debido a la situación de inestabilidad de la zona en estos últimos años. El país africano del área subsahariana, que más turistas recibe es Suráfrica con 10,29 millones de turistas (datos provisionales), aunque tan solo propicia el 10% de las exportaciones del país. Le sigue en segundo lugar Zimbabue con 2,4 millones de turistas que supone un incremento del 12% con respecto al año anterior y en tercer lugar Mozambique con 1,6 millones de turistas.

Buena parte de estos datos positivos se explican por la recuperación de destinos turísticos del Norte de África cuyas cifras de turistas internacionales se incrementaron un 13% de media en el año 2017 con respecto al año anterior y que en estos últimos años ha visto cómo los turistas optaban por otros destinos debido a la inestabilidad de la región. Estos turistas han viajado a otros países del propio continente africano como Zimbabue y Mozambique como se mencionó anteriormente y sobre todo fuera del continente a destinos como Canarias y otros lugares europeos que compiten por el mismo segmento de turistas que desean un turismo de sol y playa y tienen un poder adquisitivo medio. El crecimiento en África subsahariana fue del 5% en el 2017. En esta zona del Norte destacan sobremanera Marruecos, que fue el primer destino con 11 millones de turistas, lo que supuso un incremento del 10% con respecto al año anterior, seguida de Túnez, con 7,05 millones de turistas y un crecimiento del 23%, y Argelia, con 2,4 millones de turistas y una subida del 19%.

La contribución del sector turístico al PIB en África fue del 8,5% de forma directa e indirecta, alcanzando los 166.000 millones entre el periodo 2011-2014 frente a los 69.000 millones de dólares que representaba en el periodo 1995-1998, según datos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). Aunque hay que destacar que proporcionalmente hay países pequeños como las islas Seychelles en donde la contribución del turismo es del 60% al PIB del país, que se ha posicionado como destino turístico de lujo y no de masas, hecho que contribuye a preservar su patrimonio natural. Cabo Verde es otro claro ejemplo, ya que el turismo contribuye alrededor del 43% a su PIB y el 80% de las exportaciones.

En cuanto al empleo, en el periodo 2011-2014 (últimos datos disponibles) el turismo contribuyó a 8,8 millones de empleos de forma directa y 21 millones si sumamos los empleos indirectos, cifra que se ha casi duplicado entre el periodo 1995-1998 en la que se registraron 4,5 millones de empleos en el continente africano.

En cuanto a la inversión en viajes y turismo en 2017 en el continente africano fue de 28.200 millones de dólares o el 5,7% de la inversión total, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo que además prevé que la inversión aumentará en un 2,6% en 2018 y en un 4,6% anual en los próximos diez años hasta los 45.500 millones de dólares en 2028 (6,2% del total). Buena parte de este incremento de inversión se explica principalmente por las tendencias globales del turista que cada vez busca un turismo de experiencias y distinto. Por otro lado, según el informe Doing Busines elaborado por el Banco Mundial los países africanos han acometido un total de 798 reformas en 15 años para facilitar el clima de los negocios, al igual que se han reducido, de manera considerable, los días necesarios para abrir una empresa (24 días de media en 2017 frente a los 61 días de media en 2003). También se ha experimentado la reducción en días y costes de obtención de licencias y permisos de construcción. Todo esto demuestra que el turismo ha evolucionado y ha crecido de forma vertiginosa. Sin embargo, estos datos contrastan con la competitividad del sector turístico en África, tal y como indica el informe que publica el Foro Económico Mundial para medir el índice de competitividad y turismo, según el cual África subsahariana es la región menos competitiva en el sector turístico si se compara con el resto de continentes. En este documento, que mide variables como las infraestructuras, el entorno, gobernabilidad, recursos naturales o culturales, la puntuación obtenida es de 3 puntos (sobre un total de 7) sin apenas cambios con respecto al informe anterior publicado en 2015. Tan sólo destaca Suráfrica como único país africano que está por encima de la puntuación media mundial; se posiciona primera en el continente africano ocupando en el año 2017 el puesto 53, retrocediendo 5 puestos con respecto al 2015, en el ranking que engloba a un total de 153 países… Leer más

 Navin Khemlani es CEO de IBC Spain, consultor y formador especializado en la internacionalización hacia el continente africano. Colabora con empresas e instituciones públicas españolas y africanas para el desarrollo de oportunidades.

En la página de ESGLOBAL  puede continuar leyendo el artículo completo donde se habla del potencial del sector turístico en África y del crecimiento exponencial que se prevée para el continente: 134 millones de turistas al año en 2030, esto supone duplicar las cifras actuales.

© De la fotografía Baobabs de Madagascar: Origen, Nicolás Fernández

© De la fotografía de banner: Mujer y trabajo, Nicolás Durán

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*