Noticias

Españoles que declaran su amor a África y lo proclaman abiertamente

Algunos de los protagonistas del Proyecto Memoria, cuyos testimonios ya se pueden ver en www.proyectomemoria.es

Algunos de los protagonistas del Proyecto Memoria, cuyos testimonios ya se pueden ver en www.proyectomemoria.es

Por Chema Caballero. «África enamora» es la conclusión a la que llega la casi totalidad de las personas que han pasado la mayor parte de su vida en África. Porque son muchos los españoles, hombres y mujeres, que han vivido –y todavía viven– en, por y para este continente. Tras haber compartido décadas con las mujeres y hombres de África, sus vidas nunca pudieron ser ya las mismas, han quedado marcados para siempre por esta experiencia y no tienen pudor en reconocerlo. Además, son testigos privilegiados de lo sucedido allí. Han tomado parte en los acontecimientos claves que forjaron la historia africana en las últimas décadas: lucha y movimientos contra la colonización, independencias, crisis políticas, económicas, sociales, guerras, construcción de la paz, afianzamiento de la democracia, diálogo entre religiones, lucha por los derechos humanos, empoderamiento de la mujer y de la juventud, la llegada de las nuevas tecnologías…

Todas estas vivencias necesitan ser contadas para no caer en el olvido. «Sus recuerdos y testimonios podrían perderse, y eso sería una pena porque el suyo es un patrimonio impagable», recordó Luis Padrón, director general de Casa África, el pasado 17 de abril en el CaixaForum de Madrid durante la presentación del Proyecto Memoria: una iniciativa de Casa África con la que se ha propuesto recopilar las memorias de estos misioneros, cooperantes y trabajadores. Una idea que lleva tiempo gestándose y que ahora, por fin, ha vivido su presentación pública. Fue el anterior director general, el diplomático Santiago Martínez-Caro, el que tuvo la idea allá por 2012. Desde entonces se han realizado 55 entrevistas, recogidas en vídeo, a personas que han vivido en 31 países del continente. Las grabaciones se han realizado en diversas localizaciones como las sedes de Casa África, Mundo Negro y Fundación Sur, algunas residencias de misioneros y sobre el terreno en países como Senegal, Costa de Marfil y Guinea Ecuatorial.

Este trabajo aporta un material que se vuelve fundamental para historiadores, investigadores, documentalistas, cooperantes, trabajadores humanitarios y, en general, para cualquier persona interesada en conocer África más a fondo a través de los testimonios de muchas de las personas que mejor la conocen. Evidentemente, estamos ante un tesoro de incalculable valor.

Pilar Cacho fue la primera persona entrevistada para este proyecto y fue, también, una de las protagonistas durante su presentación. Ella sola acumula casi 40 años de experiencias en Zimbabue. Tan identificada está con el país, que se emociona al recordar el día de su independencia y a aquel joven y carismático Robert Mugabe que tantas esperanzas infundió a su pueblo antes de dejarse «atrapar por la corrupción». En la presentación del proyecto cuenta, por ejemplo, los años de lucha contra el apartheid que imperaba en el país y los gestos para protestar por negar a las hermanas negras entrar en un restaurante solo para blancos. Ella es un testimonio vivo de los acontecimientos más importantes que han jalonado el camino de esta nación en las últimas décadas.

Al igual que Justina de Miguel, que desde 1973 ha vivido en Senegal, Burkina Faso y Níger y que desde 1996 es directora del centro de atención y acogida a recién nacidos y menores de la Pouponnière de Dakar. Toda una vida dedicada a atender a los más débiles, a los huérfanos, a bebés recién nacidos y a los enfermos. A sus 80 años no se detiene y, pese a su aparente fragilidad, implementa nuevos proyectos siempre encaminados a los más desfavorecidos. Ella siempre ha tenido claro que la gente «debe ser siempre la protagonista de cada uno de estos proyectos».

Lázaro Bustince fue otro de los protagonistas de la puesta de largo del Proyecto Memoria. Él ha pasado 42 años en Uganda, donde ha sido profesor y ha trabajado en la formación de líderes. Para él es fundamental conocer las lenguas locales para acceder mejor a la cultura del lugar donde se vive y trabaja y poder comunicarse con todo el mundo.

Estos son solo algunos de los ejemplos que se pueden encontrar cuando se bucea en la página de la iniciativa: www.proyectomemoria.es. La persona que la visite encontrará las entrevistas hechas a cada uno de los protagonistas en vídeo de alta calidad, acompañadas de una galería de fotos históricas, que ayudan a contextualizar cada una de las experiencias narradas. Finalmente, una serie de noticias y fichas de los países y mapas permiten profundizar aún más en cada uno de los países y los principales jalones de su historia. Mucha historia y datos desconocidos que ahora están al alcance de todos.

«No hay mejor ejemplo de diplomacia pública que ellos», apuntó Ana María Rodríguez, directora general de Comunicación e Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, al inicio del acto en el CaixaForum. Rodríguez resaltó el importante papel que juegan estas personas en toda África y destacó a modo de ejemplo que español fue «el único hospital que funcionó durante la terrible guerra civil en Liberia y español fue el proyecto pionero en Sierra Leona para rescatar niños soldados del infierno y devolverlos a la sociedad».

En el Proyecto Memoria hay infinidad de historias y anécdotas por descubrir. Escuchar a estas personas, que en muchas ocasiones se consideran más africanas que europeas, hablar de cómo el encuentro con el continente ha cambiado sus vidas, es descubrir cosas tan elementales como el valor del saludo, de la familia, la capacidad de resiliencia, la importancia de la comunidad, de la solidaridad, de la amistad… En definitiva, África configura a las personas que se dejan abrazar por ella, «totalmente de otra manera», afirma Rafael Marco Casamayor, que trabajó 27 años en Benín y posteriormente en Níger, otro de los protagonistas de la presentación de la iniciativa. Por eso no extraña escuchar afirmaciones tan rotundas como: «Aquí he conseguido ser feliz», o «quiero morir aquí» cuando los entrevistados hablan.

El Proyecto Memoria no está cerrado, continúa creciendo, y en el futuro añadirá nuevas historias y vivencias de otros españoles que también un día decidieron hacer de África su casa.

Chema Caballero llegó a África en 1992 y desde entonces vive enganchado a ella. Realizó programas de derechos humanos, educación y recuperación de niños y niñas soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo para otras iniciativas. Es autor de libros como Los hombres leopardo se están extinguiendo y Edjengui se ha dormido. Además, es uno de los protagonistas del Proyecto Memoria

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*