Noticias

Las mujeres de Senegal luchan por incrementar su acceso a la propiedad de la tierra

Las interpretaciones más estrictas de la religión musulmana desfavorecen a las mujeres a la hora de heredar propiedades de tierra. Imagen: UN Photo/Evan Schneider

Las interpretaciones más estrictas de la religión musulmana desfavorecen a las mujeres a la hora de heredar propiedades de tierra. Imagen: UN Photo/Evan Schneider

Por Carolina Morán Hurtado. Senegal recoge en su Constitución el derecho de las mujeres al acceso a la propiedad de la tierra y sin embargo no sucede en la práctica, según destaca la Asociación de Mujeres Juristas de Senegal. Solo un 1% de las mujeres senegalesas tiene acceso a ella. Esta disparidad se relaciona con el sistema patriarcal que predomina en muchas sociedades africanas y consecuentemente supone que las mujeres no puedan heredar la tierra. Este hecho también tiene que ver con los grandes índices de analfabetismo en las zonas rurales que hace que las mujeres desconozcan sus derechos, garantizados en su propia constitución. Por otro lado, las interpretaciones más estrictas de la religión musulmana desfavorecen a las mujeres a la hora de heredar propiedades de tierra, señalan las juristas.

Este análisis sobre la situación de las mujeres rurales en Senegal se expuso el pasado 17 de noviembre en la segunda edición de Surca Villa de Moya, un foro interdisciplinar por la igualdad de las mujeres en el ámbito rural en Canarias y África. El evento, que organizó el Ayuntamiento de Moya y con el que colaboró Casa África, reunió a varios expertos que dieron a conocer sus investigaciones y los proyectos sobre los que trabajan en torno a esta realidad. Una de las entidades invitadas fue la Asociación de Mujeres Juristas de Senegal. Sus representantes mostraron el estado actual sobre el acceso de la mujer senegalesa a la tierra y los progresos que intentan conseguir gracias a su trabajo. Destacaron la vulnerabilidad de las mujeres en los entornos rurales y la necesidad de que el estado senegalés aplique medidas para evitarlo.

En contraste con esta realidad, la asociación, que existe desde hace más de cuarenta años, está trabajando duramente por el empoderamiento de las mujeres en los entornos rurales y para que cambien ellas mismas dicha situación. Y lo hace a través de talleres y todo tipo de actividades encaminadas a informar y sensibilizar a las mujeres sobre sus derechos y los procedimientos necesarios para la adquisición de tierras. Asimismo, ofrece formación y supervisión jurídica para acompañarlas. La asociación se mostró muy optimista en Surca, en donde su presidenta de honor, Aminata Marie Delphine, expuso los resultados positivos que han conseguido en los últimos años. Entre estos resultados, la jurista destacó la formación de noventa paralegales (figura que ayuda profesionalmente a un abogado en su trabajo relacionado directamente con el ámbito jurídico) en tres regiones de Senegal y la oportunidad de ser miembro de la Comisión Nacional encargada de la Reforma Agraria, puesto que el país se encuentra en plena reforma de la agricultura. Los objetivos de las actividades realizadas buscan eliminar las brechas de género en la asignación de tierras en Senegal, tener en cuenta el desarrollo sostenible y hacer del género un eje prioritario en las políticas de las tierras.

La Asociación de Mujeres Juristas de Senegal insisten en la vulnerabilidad de las mujeres en los entornos rurales. Imagen: Lauren Seibert

La Asociación de Mujeres Juristas de Senegal insiste en la vulnerabilidad de las mujeres en los entornos rurales. Imagen: Lauren Seibert

Otras metas que pretenden alcanzar en un futuro próximo son el cumplimiento real de las convenciones internacionales, que ya han sido ratificadas por el estado senegalés, así como la capacitación de las mujeres africanas en técnicas agrícolas modernas y emprendimiento. No obstante, como la tierra va ligada al agua, será fundamental abogar con las autoridades locales por un mejor acceso a la misma. También señaló Delphine el papel clave que han adquirido las redes de contacto y la necesidad de su promoción continua.

La jurista senegalesa apuntó que para que todo esto ocurra se debe dar un cambio en el modelo de familia. Y es que lo importante para todos los grupos que luchan por el empoderamiento femenino en África es conseguir la participación activa de las mujeres en  la toma de decisiones.

Casa África apoyó el Foro Surca de la Villa de Moya aportando la particiación de Awa Tounkara, secretaria ejecutiva de la Asociación de Mujeres Juristas de Senegal.

Carolina Morán Hurtado es estudiante del Grado en Comunicación de la Universidad Internacional de La Rioja y actualmente realiza las prácticas en el área de Medios de Comuniación de Casa África.

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*