Letras

Por qué leer africano

Marina M. Mangado es la editora que está detrás de 2709 books.

Marina M. Mangado es la editora que está detrás de 2709 books.

El pasado 7 de noviembre se celebró el Día del Escritor Africano. El 2, arrancó la iniciativa #100lecturasafricanas. Los clubes de lectura centrados en autores y temáticas de las Áfricas se van extendiendo por nuestra geografía. Y hace falta que las editoriales se decidan a traducirlos y publicarlos en español para echar más madera a la caldera de esta locomotora, que arrastra todavía pocos pasajeros, pero que mantiene un rumbo nada titubeante y otea un futuro prometedor.

Marina M. Mangado acaba de cumplir, en septiembre, tres años en el mundo editorial encamada con una propuesta muy específica: libros electrónicos firmados por autores africanos. Una propuesta minoritaria. Una propuesta (libros +África + tecnología) que no la va a convertir en millonaria en esta vida. Un tipo de ambición que no conlleva muchos ceros en la cuenta, pero sí quemarse el alma de pura pasión. Una vocación irreductible.

«Poco a poco estamos consiguiendo un público lector fiel: el que compra siempre la novedad porque ya confía en la propuesta de la editorial», se congratula por correo electrónico, desde Luxemburgo y justo antes de emprender un viaje a Senegal. «Esto es un lujo y, para mí, sinónimo de éxito, que no mido únicamente en ventas. A medio plazo, una editorial tiene que ser rentable para poder seguir publicando, pero como empresa cultural también debemos tener en cuenta otros indicadores: la contribución a la bibliodiversidad o el fomento de la lectura, por ejemplo».

2709Books se ha embarcado en un catálogo equilibrado de voces femeninas y masculinas, donde el humor tiene un papel fundamental. «Contamos con relatos y novelas, incluso hemos publicado una historia de vida», prosigue Marina. «En 2017 cambiaremos de registro: os espera una antología de ciencia ficción afrofuturista y también una obra de literatura infantil y juvenil. A medio plazo volverá Venance Konan [autor fetiche de la editorial] para redondear uno de sus relatos y apoyaremos la difusión de la literatura africana tal y como la concibe Ngũgĩ wa Thiong’o: en lenguas africanas. Estamos cerrando muchos contratos, así que no puedo adelantar nombres ni obras».

Marina no está sola en el barco de los amores literarios imposibles. Dos Bigotes, una editorial jovencísima especializada en autores y temas LGTBI, también se ha rendido al encanto de la letra africana, aunque  no parezca, a priori, que sea el mejor negocio que se les pueda ocurrir. Publicaron en 2014 Los deseos afines, traducción al castellano de Queer Africa, obra ganadora del premio Lambda a la Mejor Antología de Ficción. Era su segundo título en el mercado.

«El libro reúne un conjunto de relatos que, utilizando una amplia variedad de enfoques y registros, abordan la diversidad sexual en diferentes países del continente africano: Sudáfrica, Uganda, Zimbabue o Nigeria, entre otros», cuentan Gonzalo Izquierdo y Alberto Rodríguez también por correo electrónico.  «Sus autores son ocho escritoras y ocho escritores —la paridad nos resultó interesante— que utilizan la literatura para denunciar el tradicional rechazo que en una parte importante de África se ha mostrado al colectivo LGTBI».

Gonzalo y Alberto explican que Los deseos afines es uno de los libros de Dos Bigotes por los que sienten más cariño, que fue un flechazo instantáneo. «Uno de los elementos que más nos gustó del libro fue que la temática LGTBI era tratada como un punto de partida para reflexionar sobre diferentes aspectos de la compleja realidad africana», subrayan. «Los conflictos raciales, geográficos, bélicos y sociales que han determinado (y determinan) el pasado y el presente de los países de origen de los autores reunidos en la antología están muy presentes en sus historias, aportándoles una mayor profundidad».

La editorial Dos Bigotes está especializada en autores y temas LGTBI y en mayo de 2014 publicaron «Los deseos afines»

La editorial Dos Bigotes está especializada en autores y temas LGTBI y en mayo de 2014 publicaron «Los deseos afines»

 

La compleja variedad de las literaturas africanas está en el punto de mira de esta pequeña editorial, aunque no tienen pensada una publicación inmediata en este momento: «La experiencia de publicar Los deseos afines fue muy positiva y estaremos encantados de volver a asomarnos a una literatura tan variada y rica como la africana», precisan.  Describir un mundo plural y rico, sorprendente, emocionante, auténtico, sincero es el punto de partida de su deseo editorial.

Mariana Jorge Lozano también se suma a la edición de textos africanos desde Baphala, una editorial independiente especializada en obras de literatura poscolonial también de temática LGTBI. Publicaban, el pasado mes de mayo, su primer título y eligieron El Hermoso Chillido de los Cerdos, del escritor sudafricano Damon Galgut. Su próximo título saldrá en este mes de noviembre y también es africano: El peluquero de Harare, del zimbabuense Tendai Huchu. «Nos parece importante visibilizar esta temática dentro del mundo poscolonial, ya que muchas veces los escritores y escritoras LGTB sufren grandes dificultades para sacar adelante sus obras», se expresa Mariana,  por correo electrónico. «Nuestro objetivo es darlas a conocer en el mercado español».

Portada de la edición en español de «El Hermoso Chillido de los Cerdos», editado por Baphala.

Portada de la edición en español de «El Hermoso Chillido de los Cerdos», editado por Baphala.

La irrupción de Baphala en el mundo editorial ha sido, como en los dos casos anteriores, una bocanada de aire fresco y libertad en un sector productivo que inventó el término best seller y que, en principio, se revela como un bloque bastante conservador, deseoso de apostar por caballos ganadores, ya sea erótica mainstream, novela histórica o género negro. Mariana admite que no van a morir de éxito comercial con sus elecciones editoriales: de momento, han logrado vender varias copias de la obra de Galgut a través de su página web y también lo han distribuido a alguna librería especializada, como Berkana (Madrid) o la Librería de Mulleres Lila de Lilith (Santiago de Compostela). No ha ejercido de revelación literaria de la temporada.

«No nos especializamos solo en literatura africana», comenta ella, aunque puedan desmentirle sus comienzos. «Hay obras asiáticas, caribeñas o de la diáspora que también llaman nuestra atención, pero sí es verdad que África representa para nosotros una tierra querida y especialmente interesante, por lo que no descartamos seguir profundizando en su literatura en un futuro cercano».

No solo las editoriales pequeñas se decantan por publicar africano. Random House, Acantilado, Siruela y Sajalín también incluyen textos del continente en su catálogo: Chimamanda Adichie, en el primer caso; Teju Cole y Nadine Gordimer, en el segundo; Chigozie Obioma, en el tercero, o Dambudzo Marechera, en el tercero. Hay otras editoriales y otros escritores que también podemos disfrutar en castellano, como Coetzee en Mondadori, Mabanckou en Alfanhuí, Ondjaki en Txalaparta y Couto en Alfaguara. Tenemos la labor que no cesa en Baile del Sol. Y tenemos a Casa África.

No hay excusa para no leer a autores africanos y sí que hay muchas razones. Noviembre es el mes del escritor africano, pero los doce meses y todos los años también deberían convertirse en su territorio y convocarnos.

Ángeles Jurado es periodista y forma parte del equipo de Medios de Comunicación de Casa África.

Etiquetas:, , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*