Eventos, Noticias

Cubrir África desde fuera

Adrienne Klasa participará en el I Encuentro de Periodistas África-España

Adrienne Klasa participará en el I Encuentro de Periodistas África-España

Por Adrienne Klasa. Cubrir informativamente el continente africano desde el exterior es una tarea muy complicada, no solo por la historia del colonialismo sino también porque a menudo se ha hecho pobremente –y solo desde la perspectiva de los foráneos. Una broma clásica que circula entre los periodistas y analistas que cubren el continente pasa por recordarnos que África no es un país. Es extraño que esto sea aún algo que aún debemos repetirnos a menudo. De todas maneras, para mucha gente en Occidente y aún más lejos, la idea de una África con 54 naciones individuales con su propia historia matizada, su carácter y sus oportunidades es aún nueva.

Hay dos famosas, y ahora infames, portadas de The Economist que personifican esto. Una, del año 2000, declaró África como el continente sin esperanza (The hopeless continent). En 2011, la revista engalanó su portada con el Africa Rising (África crece) en su portada. Yo veo mi trabajo como un intento de alejar las conversaciones de estas unidimensionales y lineales narrativas sobre el continente. Yo busco historias que celebren el progreso o muestren nuevas oportunidades, pero también para repartir críticas cuando sean merecidas. Busco historias que no se cubran en ningún otro lugar, y que ilustren los vínculos entre acontecimientos o tendencias dentro de la región y con otras partes del mundo.

No creo que África esté colectivamente creciendo o cayendo. Lo que veo son interesantes nuevos desarrollos junto a problemas profundamente enraizados. Veo cosas que podrían hacerse mejor. Veo gente luchando por cambiar, y a otros que luchan solo por sus intereses personales. Pero esto no es exclusivo de esta parte del mundo. Hay abundantes ejemplos en América, Rusia o Europa. Las apuestas en África suelen ser más altas, de todas maneras, por que el coste de los fallos o los retraimientos recaen duramente en ciudadanos que no tienen red de seguridad. De todas maneras, yo creo que el progreso es iterativo, por lo que éste puede ser lento y doloroso de observar, y a menudo difícil de discernir.

También veo como una parte de mi trabajo el apoyar a jóvenes reporteros que están escribiendo qué ocurre en sus países. No creo que sea necesariamente un problema que tengamos periodistas de fuera de África si escriben de ella con conocimiento de causa –más bien que el problema es de equilibrio. La cobertura internacional de África aún no incluye suficientes ciudadanos africanos escribiendo y comentando. Esto debe cambiar. Dedicarle un tiempo extra buscando y trabajando con nuevos periodistas es parte de como estamos tratando de rectificar este desequilibrio.

Y esto no es siempre sencillamente fácil. Los estándares educativos son a veces diferentes, al igual que lo es la práctica periodística. Los asuntos más de infraestructura, como los problemas de acceso a Internet o incluso los cortes de electricidad, son un problema, al igual que lo es la falta de equipamientos. Todos estos son problemas solucionables, pero para un editor internacional con estrechas franjas de tiempo, la decisión de trabajar a través de ellos a menudo requiere de una decisión consciente.

La real solución a largo plazo, para mí, sería la aparición de una verdadera compañía africana de comunicación. El ascenso de Al Jazeera nos ha señalado un precedente. Espero realmente el día que esto pueda ser una realidad.

África en el Financial Times: This is Africa tiene un posicionamento único esencialmente porque somos una parte del Financial Times, pero nos dirigimos a una audiencia especialista y de alto nivel, que tiende a estar ya posicionada y profundamente inmersa dentro de la vida política y económica del continente africano. Muchos de nuestros lectores, trabajan para bancos, compañías energéticas, las Naciones Unidas, el Banco Africano de Desarrollo o diplomáticos. Ya todos entienden que África no es exclusivamente sinónimo de términos como epidemia o SIDA. Y precisamente porque no tenemos que reiterar constantemente la razón de porqué otras historias son importantes, nos podemos enfocar en explorar historias complejas y fuera de los caminos, de negocios y desarrollos económicos que ya incluyen esta percepción comúnmente aceptada por nuestra audiencia.

También hemos desarrollado un servicio macroeconómico de datos al que hemos llamado Analyse Africa. AA reúne centenares de datos estadísticos macroeconómicos en multitud de indicadores, desde los bancarios al consumo de energía, en una fácil y accesible base de datos con la que trabajar. Estamos convencidos de que un mejor acceso a los datos sobre la región solo podrán mejorar el entendimiento de las dinámicas de África, y por consiguiente mejorar su preeminencia como un destino para los negocios, la inversión y las oportunidades.

Adrienne Klasa (@adrienneklasa) es editora de This is Africa, en el grupo Financial Times, con interés especial en la intersección entre política, negocios y actualidad internacional en África subsahariana. Sus textos han aparecido en Financial Times, The Guardian, Forbes, Slate y Foreign Policy, entre otras publicaciones y sus entrevistas han aparecido en organizaciones como la Fundación Rockefeller y la Fundación Skoll.  

Adrienne Klasa participará en el I Encuentro de Periodistas África-España, organizado por Casa África y que se celebra el próximo 4 de octubre en Madrid.

Este artículo forma parte de una serie en torno a la comunicación y la información sobre África en España y sobre el panorama periodístico en el continente. Consulta los artículos aquí.

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*