Economía

Invertir en Senegal: referente de estabilidad

En 2015, las exportaciones españolas a Senegal aumentaron un 90% (Imagen: Mostroneddo)

En 2015, las exportaciones españolas a Senegal aumentaron un 90% (Imagen: Mostroneddo)

Por Alberto Virella. Senegal es, sin duda, uno de los países más interesantes en la coyuntura económica actual de África del Oeste. Referente de estabilidad democrática en la subregión, el país goza de una saneada situación macroeconómica y ha alcanzado en 2015 un crecimiento estimado del 6,5%, más del doble de las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional para África Subsahariana. Además, cuenta con unos niveles de deuda pública externa suficientemente manejables como para dotarle de un cómodo margen de maniobra para poder seguir acudiendo a los mercados y financiar su crecimiento.

En este marco, Senegal ha realizado una apuesta clara y firme hacia un proceso de desarrollo y modernización de su estructura productiva. Su modelo de crecimiento, presentado en el Plan Senegal Emergente (PSE), sirve de guía para convertirse en un país emergente, así como en un hub regional logístico, industrial, minero, aéreo y turístico en 2035. El PSE se construye sobre 3 ejes: en primer lugar, la transformación estructural de la economía como motor de crecimiento; en segundo lugar, la creación de capital humano y la puesta en marcha de verdaderos mecanismos de protección social para los más vulnerables, todo ello en un marco de desarrollo sostenible; y por último, el tercer pilar se dedica a reforzar el Estado de derecho y al fortalecimiento institucional.

El Plan se asienta, a su vez, en tres objetivos económicos que deben ser alcanzados durante los próximos diez años:

  • Una tasa de crecimiento del 7-8% anual
  • La creación de 600.000 empleos formales
  • Un PIB per cápita de 1.500 dólares estadounidenses (en 2015, se estima que alcanzó los 934 dólares).

El Plan comprende 17 medidas estructurales, en su mayoría dedicadas a la mejora del clima de negocios y al impulso de los llamados 27 Proyectos Faro, un plan de inversiones en sectores prioritarios con alta capacidad de arrastre y potencial de creación de empleo, que se distribuyen en sientes grandes sectores económicos: agroalimentario; vivienda; modernización de la economía social (sanidad y educación); sector minero e industria química; logística e industrial; servicios y turismo y, por último, energía.

El Plan Senegal Emergente se concretiza, por otra parte, en planificaciones presupuestarias quinquenales, estando actualmente en vigor la correspondiente al período 2014-2018, donde se identifican 192 acciones prioritarias por un valor aproximado de 15.682,31 millones de euros. Según los últimos datos disponibles del Ministerio de Economía, de las Finanzas y del Plan de Senegal (enero de 2016), un 71% de los fondos necesarios se habían movilizado ya, quedando pendientes alrededor de 4.518 millones de euros por ser movilizados entre el sector privado (un 37% de los mismos) y el sector público.

Existen grandes oportunidades de inversión y exportación en el ámbito del desarrollo rural, la industria agroalimentaria, el agua o las energías renovables, entre otros (Imagen: Michael Fleshman)

Existen grandes oportunidades de inversión y exportación en el ámbito del desarrollo rural, la industria agroalimentaria, el agua o las energías renovables, entre otros (Imagen: Michael Fleshman)

 

Las empresas españolas pueden jugar un importante papel en este proceso, como ya han venido haciéndolo en otras áreas del continente. En cualquier caso, África Occidental en general, y Senegal en particular, son un perfecto ejemplo de cómo la empresa española ha ido diversificando sus mercados de destinos, generando un círculo virtuoso de competitividad y eficiencia en los mercados internacionales. Desde 2009, las exportaciones españolas a África Occidental han crecido un 100% y un 150% en el caso de Senegal. En 2015, las exportaciones españolas a Senegal aumentaron un 90%, constituyéndose España en el cuarto mayor proveedor de la Unión Europea, sólo por detrás de Francia –con fuertes vínculos históricos con el país–, los Países Bajos y Bélgica, dos países cuyas exportaciones están muy centradas en derivados del petróleo. España ha sido, así mismo, el tercer mayor mercado para las empresas senegalesas en la Unión Europea, sólo por detrás, a corta distancia, de Italia y Francia, después de haber sido el primero en 2014.

Ahora bien, nuestra relación económico-empresarial con Senegal tiene aún mucho margen para seguir avanzando en un marco mutuamente beneficioso para ambas partes, y existen importantísimos sectores de oportunidad en el ámbito del desarrollo rural y la industria agroalimentaria; el agua y saneamiento; los servicios logísticos; las energías renovables o el desarrollo de las infraestructuras, por citar algunos. Así lo han entendido las 36 empresas españolas de ingeniería, equipamiento y servicios logísticos que han participado en el encuentro empresarial organizado en abril de 2016 por el ICEX España Comercio e Inversiones e inaugurado por las autoridades del Ministerio de Economía senegalés, el director general de la Agencia de Promoción de Inversiones Senegalesa (APIX) y el consejero delegado del ICEX, centrado en los sectores claves del Plan Senegal Emergente y en los aspectos horizontales claves para su desarrollo, como son el acceso a la financiación y el clima de negocios.

El próximo 3 de junio se celebrará en Casa África el Encuentro Triangular España-Marruecos-Senegal.

El próximo 3 de junio se celebrará en Casa África el Encuentro Triangular España-Marruecos-Senegal.

La próxima cita tendrá lugar en Las Palmas de Gran Canaria el próximo 3 de junio en el Encuentro Triangular España-Marruecos-Senegal, organizado por Casa África, en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España y las Embajadas de España en Senegal y Marruecos. En esta ocasión se abordará una nueva visión estratégica para nuestra presencia en África Subsahariana, añadiendo el aprovechamiento de las sinergias de nuestra fuerte presencia empresarial en Marruecos con los importantes vínculos económicos que el reino alauita mantiene con África Occidental en general, y Senegal en particular, donde la empresas marroquíes tienen una presencia cada más importante en sectores clave para nuestra propia expansión, como el sector financiero, agua y saneamiento o las infraestructuras.

La estructura de la jornada estará dividida en una sesión plenaria y cuatro mesas redondas que versarán sobre sectores prioritarios: logística relacionada con puertos, aeropuertos, parques industriales y zonas francas; industria alimentaria; agua y saneamiento, y energía. Una oportunidad para explorar nuevas vías de colaboración entre los actores económicos de tres países que comparten vecindad y compromiso en favor del crecimiento económico y el desarrollo social.

Alberto Virella Gomes es embajador de España en Senegal. Ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Guinea Ecuatorial, Marruecos y Paraguay. Además, fue subdirector general de Cooperación con los Países de América del Sur en la Agencia Española de Cooperación Internacional, consejero cultural en la Embajada de España en Cuba, consejero en la Representación Permanente ante las Naciones Unidas y segundo jefe en la Embajada de España en Vietnam. Desde octubre de 2012 hasta julio de 2015, fue director de Cooperación con África y Asia en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Si quieres más información sobre inversiones en Senegal, te recomendamos los siguientes documentos publicados por el ICEX: ¿Por qué Senegal? y Principales sectores de interés

 

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*