Economía

África en el largo plazo

Según el informe, África se encuentra en un momento en el que estaban las economías de Asia en los años 70, así como India, México y Turquía en los años 80 (Imagen: Andrew Moore).

Según el informe, África se encuentra en el mismo momento en el que estaban las economías de Asia en los años 70, así como India, México y Turquía en los años 80 (Imagen: Andrew Moore).

Son numerosos los artículos y análisis que se están produciendo estas últimas semanas en la prensa extranjera cuestionando la trayectoria del crecimiento del continente, producto muchos de ellos de las correcciones a la baja publicadas tanto por el Fondo Monetario Internacional como por el Banco Mundial.

La actividad económica en África subsahariana se está viendo afectada en su conjunto por factores externos y por otros domésticos. Entre los primeros, y a modo de resumen, se puede mencionar el final del superciclo en lo que concierne al precio de las materias primas; el descenso en el crecimiento de la economía china y sus efectos en la balanza comercial y por cuenta corriente de muchas economías africanas, y, finalmente, el endurecimiento de las condiciones financieras globales que también tiene su repercusión en el continente. En lo que respecta a los factores domésticos, hay que tener en cuenta los continuados cuellos de botella que se producen en el suministro energético y de transporte.

Existen sin embargo algunos países con una buena senda de crecimiento y no necesariamente dotados en recursos naturales, como Costa de Marfil, Etiopia, Ruanda y Tanzania, un ejemplo más de la diversidad de África. Conviene por tanto no generalizar este «deterioro» y más bien verlo como un factor de corrección que tiene su explicación en estos hechos. Todos estos hechos y otros que influyen en el desarrollo del continente así como algunas reflexiones sobre su futuro se exponen en este documento…

¿Nos pillan realmente de sorpresa estas revisiones a la baja en el crecimiento de las economías africanas? ¿Pensábamos acaso que la renta del petróleo y minerales era eterna? ¿No será que se han producido crecimientos ciertamente descontrolados en estos últimos diez años en África, concretamente en aquellos países productores de petróleo y minerales? ¿Este crecimiento ha sido síntoma de desarrollo a lo largo del continente? ¿Se han hecho las necesarias reformas estructurales de la economía aprovechando este periodo tan prolongado de crecimiento? ¿Se está produciendo un crecimiento inclusivo?

Estas y otras preguntas no son nuevas y muchos analistas han tratado de contestarlas en los últimos años, pero otros las han olvidado. Nos hemos ya olvidado del afropesimismo de los años 90 pero, ¿hemos pecado de afrooptimismo? O tal vez haya que asumir lo que es África: un mosaico de países con recursos y conductas desiguales y empezar a darnos cuenta de que el termino más adecuado para el continente es el de afrorrealismo: adoptar una mirada honesta con el continente, ser conscientes de su pasado y del entorno global en el que está inmerso así como de los enormes retos que tiene por delante…

Consulta el resto del informe en Kuwamba

Rafael Gómez-Jordana es director del Área de África del Banco Santander y autor de África en el largo plazo. Este informe, que se puede consultar en Kuwamba, introduce las distintas proyecciones y estadísticas del crecimiento en el continente para 2015, explica los factores causantes de la ralentización de las economías africanas y expone algunas reformas necesarias en el horizonte.
  

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*