Noticias

Kasha Nabagesera, ganadora del Premio Nobel Alternativo 2015

Actualmente, la homosexualidad es considerada ilegal en Uganda.

Actualmente, la homosexualidad es considerada ilegal en Uganda.

«Por su valentía y persistencia, a pesar de la violencia y la intimidación, trabajando por el derecho de los gays y lesbianas a una vida libre de prejuicios y persecuciones». Hoy se ha dado a conocer que la ugandesa Kasha Jacqueline Nabagesera es una de las ganadoras de los Right Livelihood Awards de este año, comúnmente conocidos como los Premios Nobel Alternativos.

Kasha Jacqueline Nabagesera es una de las más valientes y directas activistas de derechos humanos en África que lucha por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en Uganda. En medio de un contexto hostil y represivo, Nabagesera visibiliza las violaciones de los derechos humanos y utiliza de manera adecuada el sistema judicial para avanzar en el reconocimiento del colectivo LGBTI. Blanco de amenazas cuando se opuso a leyes opresivas, también hace uso de herramientas creativas e innovadoras para seguir rompiendo los mitos y estereotipos que rodean a las personas LGBTI en Uganda y en otros lugares.

De la contabilidad al activismo
Nabagesera nació en 1980 y estudió para ser contable. En 2002 casi la expulsaron de la universidad por ser lesbiana, identidad sexual que siempre ha vivido abiertamente. Este suceso la condujo a hacerse activista pro derechos humanos. Al año siguiente, después de formarse en Derecho y realizar prácticas en una organización LGBTI sudafricana, fundó la ONG Freedom and Roam Uganda (FARUG), que aboga por cambiar las leyes que discriminen; investiga y documenta las violaciones de los derechos humanos; difunde información para sensibilizar a la comunidad LGBTI y a la población entera acerca de la orientación sexual y la identidad de género; y organiza campañas que sirvan de base para movilizar a lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales y brindarles autonomía, de modo que protejan sus derechos y consigan llevar una vida saludable. Tras diez años encabezando la organización, Nabagesera dejó el puesto de directora ejecutiva de FARUG en 2013 para centrar sus esfuerzos en forjar comunidades y promover los derechos de los LGBTI.

Nabagesera, durante la celebración del Orgullo Gay en Uganda (© FARUG)

Nabagesera, durante la celebración del Orgullo Gay en Uganda el pasado mes de agosto (© FARUG)

Litigios y campañas a favor de los derechos humanos
Nabagesera es una de las pocas activistas ugandesas que ha utilizado recursos judiciales para defender los derechos LGBTI. Cuando la prensa amarilla de Uganda publicó los nombres y fotos de supuestos gais y lesbianas, Nabagesera, junto con otras dos personas, denunció al periódico en los tribunales y ganó el juicio. Cuando en 2012 el ministro de Ética clausuró, bajo alegaciones de ilegalidad, un taller en el que participaban varias organizaciones LGBTI, Nabagesera formó parte del grupo que demandó al ministro por violar su libertad de reunión. Estos procesos contribuyen a cambiar la opinión pública ugandesa poco a poco y concienciarla de que las personas LGBTI también poseen derechos constitucionales.

Asimismo, Nabagesera ha ejercido presión contra muchas leyes abusivas, y es miembro del Comité directivo de la Civil Society Coalition on Human Rights and Constitutional Law (Coalición de la sociedad civil sobre derechos humanos y Derecho constitucional). Esta comprende a más de 60 organizaciones ugandesas que colaboran para detener el progreso de la draconiana ley «antigais».

Nabagesera apoyó con otras nueve personas una petición contra la ley aprobada en 2014, que imponía más medidas para criminalizar la homosexualidad y pisotear los derechos de la comunidad LGBTI. Gracias al proceso legal iniciado por Nabagesera y sus aliados, el Tribunal Constitucional de Uganda anuló dicha ley por un defecto de forma. Además, Nabagesera colabora con mujeres, trabajadoras del sexo y enfermos de VIH y sida para protestar contra la HIV/AIDS Control and Prevention Act (ley de control y prevención del VIH y el sida) de 2014, que estigmatiza a las personas LGBTI.

A pesar de los arrestos, los ataques y el acoso, Nabagesera persiste en defensa de sus ideales. Por las duras represalias, la mayoría de activistas LGBTI ha acabado muerta o exiliada, por lo que Nabagesera es una de los muy pocos miembros prominentes del movimiento LGBTI que aún viven en Uganda. Nabagesera fue responsable de fundar un «equipo de seguridad» para responder con rapidez a las violaciones de los derechos humanos y a los arrestos injustos de personas LGBTI, así como para ofrecer apoyo legal y una mano solidaria a las víctimas.

Nabagesera, durante su participación en la pasada International Student Week de Ilmenau (Alemania). ©Tobias Boley

Nabagesera, durante su participación en la pasada International Student Week de Ilmenau (Alemania). ©Tobias Boley

 

Reventando los mitos y contrarrestando la homofobia
Kasha Nabagesera y FARUG han puesto en marcha numerosas iniciativas para variar las percepciones negativas sobre la comunidad LGBTI. La campaña Break The Chains («Romped las cadenas») reveló, en una serie de boletines, las experiencias reales de mujeres LGBTI en 2007. La campaña de 2011 Hate No More («No más odio») tomó los medios masivos ugandeses para luchar contra la homofobia y reventar los prejuicios y mitos acerca de las relaciones homosexuales. Tres años más tarde, Nabagesera fundó el Kuchu Times, plataforma que produce contenidos de televisión, radio y prensa para informar a la gente de distintos temas LGBTI. Como parte de Kuchu Times, en el mismo año se lanzó la revista Bombastic, que, financiada a través de crowdsourcing, publica testimonios de ugandeses LGBTI y que ha tenido más de dos millones de descargas. Nabagesera continúa organizando la fiesta del Orgullo Gay año a año en Uganda. Cuando observó el creciente miedo que se fraguaba en la comunidad LGBTI, reaccionó celebrando una fiesta de cumpleaños abierta a la que acudieron más de 200 asistentes en 2014. Más aún, la activista ugandesa persevera en su empeño de concienciar a la población general acerca de las personas LGBTI y sus derechos distribuyendo folletos en comisarías, discotecas, recreativos y centros comerciales de todo el país.

Movimientos regionales e internacionales
Además de trabajar en Uganda, a menudo Nabagesera también ha empleado mecanismos regionales e internacionales para señalar que el gobierno ugandés sigue sin cumplir con sus obligaciones en cuanto a los derechos humanos. Ha testificado en numerosas ocasiones sobre la situación de la comunidad LGBTI ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en Ginebra; y ante la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos, en Gambia. Asimismo, ha llevado su causa a nivel regional, tratando con las autoridades gubernamentales y los medios de toda África; forma parte de la Coalición de Lesbianas Africanas, y presiona a la Comisión Africana para que tenga en cuenta a la comunidad LGBTI.

Kasha Nabagesera recibió el Premio Martin Ennals para los defensores de los derechos humanos en 2011, y el Premio internacional de derechos humanos de Núremberg dos años más tarde. En 2015, apareció en la portada de la revista TIME, en su edición europea.

Right Livelihood AwardEste artículo se publicó por primera vez en inglés en la página web de los Right Livelihood Awards y ha sido traducido al español por Casa África en colaboración con esta organización. Los Premios Nobel Alternativos se entregan desde 1980 con el objetivo de honrar y apoyar las respuestas prácticas y ejemplares a los desafíos actuales más urgentes. Traducción: Ramsés Cabrera.
  

 

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*