Economía, Noticias

La mejora de la gobernanza en África, «estancada» a pesar del avance de la democracia y las mejoras en salud y educación

El empresario anglosudanés Mo Ibrahim creó la fundación en 2006

El empresario anglosudanés Mo Ibrahim creó la fundación en 2006

«El progreso general de los gobiernos en África está estancado». Así concluye el prestigioso Ibrahim Index of African Governance (Índice Ibrahim de Gobernanza en África) que se publicó el pasado lunes 5 de octubre. La Fundación de este empresario y magnate de las telecomunicaciones nacido en Sudán del Sur tiene como objetivo la acción filantrópica y analiza anualmente el estado de los gobiernos en África.

El informe recoge datos de los 54 países del continente a través de una treintena de instituciones independientes que analizan un total de 100 variables distintas agrupadas en cuatro categorías básicas: «Seguridad y aplicación de la ley», «Participación y derechos humanos», «Economía sostenible y oportunidad» y «Desarrollo humano». El último estudio publicado en 2015  ha recogido datos durante 4 años, entre 2011 y el 2014, y muestra la evolución de los resultados en este periodo.

21 países han empeorado en la lista
De los 54 estados africanos que conforman la lista, 21 de ellos han visto reducida su clasificación, mientras que Costa de Marfil, Marruecos, Ruanda, Senegal, Somalia y Zimbabue son los que han incrementado más puntos entre 2011 y 2014. En los casos de Somalia (ocupando el lugar 54) y Zimbabue (en el 44), su incremento se explica porque partían de posiciones muy bajas y crecimientos próximos a 0.

Según el informe de la Fundación Mo Ibrahim, la principal razón del estancamiento o empeoramiento en la calidad de los gobiernos africanos se debe a dos grandes problemas: la falta de seguridad y el freno en el desarrollo económico. En términos de seguridad, la media en el continente se ha visto reducida a causa de los conflictos armados en que están envueltos países como Sudán del Sur, Libia y República Centroafricana y los distintos episodios de terrorismo que han afectado en África Occidental así como Somalia y sus fronteras.

En los indicadores de gobernanza económica es donde se muestran algunos de los mayores descensos. Según los analistas, este decrecimiento se ha producido a causa de que varios Estados africanos han sufrido un grave retroceso en su economía por culpa de la caída de los precios de las materias primas. La Fundación recomienda a los países africanos hacer un mayor esfuerzo por diversificar sus sectores económicos, que aún hoy dependen demasiado de la explotación de materias primas.

En el mismo terreno económico, 33 países han mejorado sus infraestructuras, hecho fundamental para el crecimiento económico de los Estados. A pesar de estos datos,  no todas las infraestructuras han evolucionado igual y, mientras que el sector de las telecomunicaciones y el transporte aéreo se encuentra claramente al alza en el continente, la red ferroviaria y de carreteras continúa en deterioro. Los países que experimentan una mayor mejora en crear las condiciones para favorecer el crecimiento económico desde 2011 han sido Marruecos (+11.2), Togo (+9.5), Kenia (+5.9) y la República Democrática del Congo (+5.4), mientras que Libia ha sufrido el mayor decrecimiento (-14.3).

 

Mejoran los índices en salud, educación y democratización
Los datos para el optimismo se han obtenido en las categorías de «Desarrollo humano» ( con una mejora de +1,2) y «Participación en los gobiernos y derechos humanos» (+0,7). En este aspecto, a lo largo del continente los tratamientos antirretrovirales se han hecho más accesibles entre la población, un dato importante y destacable que también ha mejorado en un país como República Centroafricana, donde se concentra un alto porcentaje de infecciones de VIH/ SIDA.

El informe Ibrahim destaca que en materia de democratización ha habido un importante avance general en la participación ciudadana y la celebración de elecciones libres. A pesar de estos buenos datos, recuerda que los derechos ciudadanos, especialmente en temas como la libertad de asociación y reunión, se han visto desmejorados en 31 países. Un dato para la esperanza es el esfuerzo y la concienciación para mejorar y proteger la figura de la mujer en África, que no siempre van acompañados de la aprobación de leyes en contra de la violencia machista por parte de los Estados.

Mo Ibrahim, durante la presentación del informe el pasado lunes

Mo Ibrahim, durante la presentación del informe el pasado lunes

Necesitan mejorar
Encabezando la lista por la parte negativa de países que más han empeorado su gobernanza, encontramos a Sudán del Sur, República Centroafricana y Mali. En el caso de Sudán del Sur, el país más nuevo del continente se encuentra envuelto en una guerra civil que empezó en el año 2013 y las perspectivas de mejora en un futuro próximo son poco alentadoras. La República Centroafricana, también envuelta en una espiral de violencia, cae hasta la penúltima posición de la lista, a pesar de que tenía programado para este otoño unas elecciones presidenciales con la fecha aún por confirmar. De la misma manera, la inestabilidad política también ha hecho caer hasta el puesto número 30 a Mali, que sufre una notable desmejora en «autoridad y respeto de las leyes» y «seguridad», especialmente en el norte del país después de la rebelión y el golpe de Estado en 2011.

Las sorpresas
Desde la última posición en la lista, «la buena noticia« según el Ibrahim Index of African Governance ha sido Somalia. A pesar de ser considerado por Transparencia Internacional el país peor gobernado con el gobierno más corrupto del mundo, se encuentra entre los diez países que más han mejorado su gobernanza, con un incremento en las cuatro categorías principales desde que en 2012 se instalara un gobierno con el respaldo de Naciones Unidas. Se tiene que tener en cuenta que el país vive en un estado constante de guerra y es feudo del grupo terrorista Al-Shabab.

Por otra parte, Ghana, a pesar de ocupar la zona alta de la lista con el séptimo puesto, ha sorprendido por su tendencia decreciente en algunos aspectos de la gobernanza, especialmente en el apartado de «Seguridad y respeto de las leyes».

Con la publicación anual del informe, la Fundación Mo Ibrahim ofrece una herramienta para apoyar el liderazgo y la buena gobernanza de los Estados africanos y poder así, según el mismo Mo Ibrahim, «revertir la situación y forzar un cambio en el continente».

Artículo escrito por Òscar Gelis, periodista y estudiante del Máster en Política Internacional en la Universidad Pompeu Fabra y actualmente estudiante en prácticas en el Área de Medios de Comunicación de Casa África.

  

Etiquetas:, , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*