Noticias

Día de África, mucho que celebrar

Mercado de Makola (Accra, Ghana). Imagen de Antonio Pérez.

Mercado de Makola (Accra, Ghana). Imagen de Antonio Pérez.

Por Luis Padrón. El Día de África se celebra cada 25 de mayo para recordar el nacimiento de la Unión Africana y de las independencias de los países africanos, asociadas a un momento de euforia y esperanza para un continente. Hoy, más de medio siglo después de esas independencias, vivimos otro momento prometedor para nuestros vecinos, en el que podemos leer cada vez más noticias positivas sobre ellos y familiarizarnos con un nuevo discurso, el del Africa Rising, que niega el afropesimismo y se centra en una economía en crecimiento y en muchos datos alentadores sobre lo que ocurre a nuestro lado. Todas las voces coinciden en que África se encuentra en un momento crucial de avance imparable hacia el desarrollo.

El Día de África es una jornada para recordar que en los últimos diez años el crecimiento macroeconómico africano es mayor que el de América Latina y Europa, y que seis de las diez economías que crecen más rápidamente en el planeta se encuentran en África. Y es bueno recordar que si bien gran parte de ese crecimiento va al ritmo de las materias primas, no solo el petróleo, el gas y los minerales protagonizan este fenómeno. Hay mucho más allá de eso. La prueba son las 1.500 empresas españolas que están físicamente presentes en el continente y el constante interés que percibo de un gran número de empresas españolas por invertir y apostar por el continente vecino. La prueba está también en la creciente pujanza de Canarias como base de operaciones de empresas hacia el continente, como verdadera puerta hacia África. Porque este crecimiento se produce desde muchas vertientes. Lo hace desde la base, con cada vez más jóvenes con estudios y con el aumento constante de la que se considera clase media, que compra, consume y genera el auténtico desarrollo, el que crea empleo. Lo demuestra el crecimiento en el sector de las nuevas  tecnologías y, especialmente de la telefonía móvil, que generan riqueza, proyectos y avances importantes en las sociedades africanas. En este campo, la innovación y los proyectos tecnológicos que nacen y han nacido en África son asombrosos.

Esta mañana tuvo lugar en Madrid el Consejo Diplomático de Casa África, que reunió a todos los embajadores africanos acreditados en España.

Esta mañana tuvo lugar en Madrid el Consejo Diplomático de Casa África, que reunió a todos los embajadores africanos acreditados en España.

Hay diversos países que ya crean su propia tecnología, como pasa con Verone Mankou en la República del Congo, creador de la primera tableta africana, de bajo coste, y al que apodan el Steve Jobs africano. Incluso la situación está cambiando de tal forma que una parte de la diáspora ha decidido regresar al continente, si no de forma permanente, al menos estableciendo puentes entre occidente y sus países para montar negocios y, con el tiempo, regresar definitivamente a su lugar de origen.

En la última y exitosa novela de la nigeriana Chimamanda Adichie, Americanah, podemos leer una historia cada vez más común de profesional  africano que, después de un tiempo viviendo en el extranjero, decide regresar y emprender en su continente, algo que se veía imposible en los noventa, cuando África era sinónimo exclusivamente de guerra, hambruna, enfermedad y pobreza. Hoy es un día para recordar que África es un continente mayoritariamente en paz y con una creciente y consolidada estabilidad política en sus países. Es cierto que se enfrenta a conflictos, como los que ya conocemos en República Centroafricana, República Democrática del Congo, Sudán o Libia, a los que se une la que quizás es la principal amenaza hoy en el mundo, el auge del yihadismo y el terrorismo en Somalia, el Sahel o el norte de Nigeria, la piratería marítima o la trata de personas y el tráfico de armas o drogas. Ante estos problemas, es importante apuntar que la Unión Africana está ejerciendo un papel cada vez más activo en la resolución de conflictos en el continente y que los africanos se ocupan de sus problemas, sin esperar a salvadores externos.

También ha sido un año complicado en el terreno de la salud, vemos ahora por fin la luz al final de un largo túnel que el ébola ha supuesto para tres países como Sierra Leona, Liberia y Guinea. Hay que felicitar su esfuerzo titánico por superar esta epidemia, que aún no se ha vencido del todo y ante la que no hay que bajar la guardia. En estos días, nuestra apuesta es la de celebrar África de diversas maneras. Lo hemos hecho de manera institucional hoy, el Día de África, en el que hemos reunido en Madrid al Consejo Diplomático de Casa África, en el que han participado todos los Embajadores africanos acreditados ante el Gobierno de España. Lo hacemos tras un año en que el presidente Rajoy ha estado dos veces en el continente africano (una en junio pasado, en Malabo, en la cumbre de la Unión Africana, en la que fue el único presidente de un país no africano invitado, y hace tan solo unos días con una visita a Senegal y Mali) y el Rey Felipe VI asistió en Addis Abeba a la siguiente Cumbre de la Unión Africana.

El próximo 6 de junio, celebraremos «África Vive» en Las Palmas de Gran Canaria, una fiesta dirigida a todos los públicos para celebrar que África y España están cada vez más cerca

El próximo 6 de junio, celebraremos «África Vive» en Las Palmas de Gran Canaria, una fiesta dirigida a todos los públicos para celebrar que África y España están cada vez más cerca

Celebraremos África también a través de la reflexión y el análisis. El próximo 5 de junio tendremos en Casa África una jornada con expertos, periodistas y académicos para reflexionar sobre la situación de la seguridad en África. Hablaremos del Sahel y de Boko Haram, pero también buscaremos ahondar en la raíz, en reflexionar sobre el hecho de que el crecimiento económico, el aumento de las oportunidades para todos, la democratización, la buena gobernanza y todo lo que contribuye a la mejora de los indicadores socioeconómicos son elementos clave para sumar en la búsqueda de la estabilidad y la paz. Y un día después, el sábado 6, lo haremos de forma festiva y lúdica, para toda la familia, cuando celebraremos en el Parque Santa Catalina nuestro África Vive, en el que se ha implicado de forma entusiasta la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias (FAAC) y en la que celebraremos talleres de danza, percusión y podremos degustar la gastronomía de diversos países de nuestro entorno.

Éste es un buen día para recordar que África se enfrenta a grandes desafíos, como el paro y la frustración entre una juventud en expansión, cada vez más preparada; la urbanización acelerada; las crecientes desigualdades económicas dentro de sus sociedades y las desigualdades de gobernanza y desarrollo entre países. Sin embargo, también es importante poner entre paréntesis tanto lo negativo como lo positivo y matizarlo todo. Decir, por ejemplo, que África no es un continente desvalido, que tiene capacidad de resistencia y resiliencia, que se adapta a los diferentes contextos históricos y comerciales, que crea alianzas que le convienen, que se responsabiliza cada vez más de sí misma. Nuestra intención en este nuevo Día de África es renovar nuestro compromiso con el continente, dar a conocer mejor lo que pasa allí, tender puentes, crear proyectos conjuntos, ayudar con los desafíos y aprovechar juntos las oportunidades para crecer. Demostrar, en definitiva, nuestro total convencimiento desde el afro-optimismo, en decir que hoy, Día de África, celebramos África.

Luis Padrón es el director general de Casa África.

  

 

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*