Economía, Eventos

Mujeres portuarias africanas: rompiendo barreras

Un año más, Casa África colabora con la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la Fundación Puertos de Las Palmas en la celebración de este seminario.

Un año más, Casa África colabora con la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la Fundación Puertos de Las Palmas en la celebración de este seminario.

Los días 24, 25 y 26 de marzo Casa África acogió parte del programa de actividades de la cuarta edición de la Jornada de la Mujer Portuaria y Marítima Africana y Española, organizada por la Autoridad Portuaria de Las Palmas y la Fundación Puerto de Las Palmas. Un año más, numerosas mujeres de entorno portuario africano y español han acudido a Las Palmas de Gran Canaria para profundizar en su formación y realizar actividades encaminadas a estrechar colaboraciones que resulten beneficiosas para ambas partes. Casi setenta mujeres de once países diferentes han participado en esta iniciativa, lo que constituye una experiencia de convivencia importante en la que han podido conocer las realidades de otros puertos del continente.

Entrevistamos a algunas de estas mujeres sobre la realidad que viven en un sector, el portuario, eminentemente masculino y plasmamos sus retratos de una forma más cercana. Costa de Marfil, Senegal y Togo son los países de los que proceden estas tres asombrosas mujeres con las que hablamos y que rompen día a día con los estereotipos masculinos del entorno portuario.

En el Auditorio Nelson Mandela de la Casa se respira una mezcla de perfumes y hay mucho color mire donde mire. Apenas logro distinguir sus voces. La mayoría de ellas, de pie, hablan unas con otras mientras desayunan y se relajan en el descanso de la jornada. El resto se sienta en las butacas, algunas preparando lo que van a exponer y otras disfrutando de su café mientras observan a sus alrededores.

Florentine Koidio, jefa del departamento del Puerto Autónomo de Abiyán.

Florentine Koidio, jefa del departamento del Puerto Autónomo de Abiyán.

Florentine Koidio (Costa de Marfil)
Florentine Koidio es una mujer alta que destaca por su llamativo vestido, de unos enérgicos colores rojo, blanco y amarillo. Llaman la atención sus collares y corto cabello, además de la alegría y naturalidad con la que se expresa. Es la jefa del departamento del Puerto Autónomo de Abiyán, en Costa de Marfil.

Comienza la conversación. Florentine cuenta que la presencia de la mujer en su puerto es más notoria desde 1985, cuando una trabajadora ocupó un cargo de importante responsabilidad. Este acontecimiento resultó ser crucial ya que desde ese momento, el papel de la mujer en este sector ha aumentado.

«Actualmente, existe una presencia mayor de mujeres en el puerto. Aproximadamente el 30 % de la plantilla son mujeres y de los dieciséis cargos de responsabilidad existentes, tres son ocupados por mujeres», declara Florentine. También informa que las mujeres que ejercen en el puerto de Abiyán están y se sienten integradas entre sus compañeros masculinos.

Sin embargo, al margen de su aparente satisfacción, la profesional añade que existe un machismo no tan visible. Un machismo más sutil y latente que caracteriza a este sector, lo cual es un problema que se debe solucionar. De esta forma, enfatiza la importancia de seguir trabajando para que la figura femenina siga tomando más presencia en los puertos. Además, afirma que el propio gobierno marfileño está ofreciendo cursos de formación para que la mujer pueda acceder con mayor facilidad a las actividades portuarias y así, hacer frente a la discriminación.

Fatou Kine Tamba trabaja en el Puerto Autónomo de Dakar.

Fatou Kine Tamba trabaja en el Puerto Autónomo de Dakar.

Fatou Kine Tamba (Senegal)
La Delegación del Puerto Autónomo de Dakar la forman cuatro mujeres que ríen divertidas ante alguna anécdota que no logro entender. Llevan el pelo oculto bajo impresionantes tocados o pareos de diversas formas y colores. Tienen mucha clase. Una de ellas se llama Fatou Kine Tamba, es la primera que se anima a hablar y ocupa el cargo de mánager de soluciones logísticas.

«Empecé a trabajar como operadora en Aduanas en 1982, en un entorno masculino en el que era la única mujer. Esto me estimuló y me animó a conocer otros trabajos de hombres como logística, facturación o comercial», cuenta Dione. Cuando trabajó en Bolloré, un holding industrial y de inversión francés presente en África, había cuatro mujeres responsables de un departamento cada una pero todos sus jefes eran hombres y tuvieron ciertos problemas de comunicación con ellos.

Una vez que empezó a trabajar en el puerto de Dakar, Dione aprendió que la capacidad de trabajo, la lealtad y el compromiso de la mujer son valores que favorecen su perfil laboral. De esta manera, la mujer se consigue diferenciar de un hombre que esté menos cualificado para el puesto al que ambos aspiran. «Las mujeres estamos obligadas a tener estos valores, no por el miedo a trabajar con compañeros varones sino porque nosotras queremos que sea así», sentencia la profesional.

Una de sus compañeras de trabajo quiere participar en la conversación: «Las mujeres son el espejo de nuestra empresa». Con esta frase, manifiesta el pensamiento que están adoptando sus jefes, que poco a poco son más conscientes de que sus trabajadores más valiosos son personalidades femeninas. «Las mujeres debemos aprender que en este sector debes formarte continuamente, además de tener experiencia en el ámbito», aduce.

Akuélé Yévona Adanlete Lawson es la directora del Centro Médico del Puerto de Togo

Akuélé Yévona Adanlete Lawson es la directora del Centro Médico del Puerto de Togo

Akuélé Yévona Adanlete Lawson (Togo)
Akuéle Yévona es la directora del Centro Médico del Puerto de Togo y secretaria general de la Red de Mujeres Profesionales Marítimas y Portuarias (RFPMP). Tiene un traje azul muy elegante y el cabello corto y negro, con algunos apuntes rojizos. Está sentada y observa su ordenador, podría estar consultando algún dato, ya que después de la pausa para el desayuno va a hablar ante el público.

«Únicamente existe una ley para las elecciones legislativas que favorece la presencia de candidatas en las listas. También existe una especie de regulación en la que tanto la mujer como el hombre tienen autonomía en el ámbito familiar», precisa Akuéle Yévona. Sin embargo, en Togo no existe ninguna norma como tal que favorezca a las mujeres para hacer frente a la discriminación que sufren.

La profesional revela que, actualmente, el porcentaje de mujeres portuarias es muy reducido en África: hay una mujer por cada cuatro hombres que ocupa algún cargo de responsabilidad en el sector. Para paliar esta situación, es necesario trabajar en el refuerzo de las capacidades de las mujeres para que puedan competir con los hombres en el ámbito laboral, por ejemplo, a través de cursos de formación. Además, es esencial educar a los trabajadores promoviendo campañas de sensibilización hacia la mujer que estén dirigidas para concienciar a ambos sexos pero, principalmente, al masculino.

Estos son los retratos de las mujeres que se dedican al ámbito portuario en el continente vecino. Algunas más optimistas y otras más negativas frente a la situación de la mujer en este sector. Sin embargo, todas ellas mantienen que el valor del compromiso de la mujer trabajadora les diferencia del resto.

Reportaje realizado por Paula Socorro, alumna en prácticas de la Facultad de Periodismo de la Universidad de la Laguna en el Área de Medios de Comunicación de Casa África.

  

 

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*