Letras

El metro o el increíble periplo de un joven inmigrante africano

Portada de "El Metro", de Donato Ndongo, recientemente reeditada por Assata Ediciones.

Portada de "El metro", de Donato Ndongo, recientemente reeditada por Assata Ediciones.

“La gente exquisita no se divorcia pues pierden demasiado en el envite. No era creíble un amor entre una mujer de mundo y un pobre aldeano”. En el cuarto de una mujer adinerada que ha hecho de él un capricho de fines de semana, Obama Ondo descubre duramente que el amor es mucho más que un deseo. Es el punto de encuentro de múltiples ingredientes tan misteriosos como el secreto de la vida o el nacimiento del universo.

En su mente no deja de vagar el recuerdo de Anne Mengue, la mujer que siempre quiso, la mujer que persiguió con todas las hazañas de un joven inocente cegado por los tempranos tormentos del amor, hasta convertirla en el fantasma de una existencia a la deriva.

Protagonista principal de la novela El metro del escritor ecuatoguineano Donato Ndongo (2005), Lambert Obama Ondo esboza sus primeros pasos en un país de África donde la independencia se celebra ruidosamente en las calles y con la cual se espera conseguir los mayores triunfos. Un país en el que la dominación extranjera parece ser un capítulo del pasado.

Y él, ciudadano del común, es el vivo reflejo de una generación que quiere superar los sufrimientos impuestos a los mayores y reconciliarse con la memoria de sus antepasados. En su vida cotidiana, Obama busca siempre el bien de su comunidad, trabaja con ahínco, ganándose con su pragmatismo e ingenio el aprecio de sus vecinos.

No obstante, siempre persiste en su mente el conflicto entre un abuelo orgulloso, Ebango Motuú, defensor de la cultura ancestral —quien nunca quiso conciliar con el invasor— y su padre Ondo Ebang, quien terminó representando los intereses más oscuros de la colonia.

En medio de ese embrollo familiar en el que se percibe la división de toda una sociedad, Obama Ondo busca un equilibrio acudiendo a la memoria del anciano Nso Endaman, pero también, y quizás esto sea el punto más importante, el amor reconfortante de Anne Mengue: una joven hermosa pero tímida y discreta, cualidades que Obama Ondo considera relevantes a la hora de formar una pareja sólida.

Las reticencias de los ancianos a que Obama se case con Anne irrumpen de repente como el detonante de un periplo forzado y azaroso. El joven idealista comprueba que los que se oponen al progreso no saben de matices. Obama escucha su instinto, huye de las imposiciones injustas y de los totalitarismos, por muy sutiles que sean.

A partir de entonces el joven africano inicia una búsqueda de la libertad en forma de huida sin retorno hacia la capital del país y, más adelante, Europa: ese destino final en el que muchos inmigrantes depositan sus más inconfesables esperanzas.

Donato Ndongo habla sobre El metro tras una sesión del Club de Lectura de Casa África en 2009

Todo se construye sobre la cadencia de una prosa esmerada, armoniosa y envolvente,  con claros tintes líricos, que nos hace transitar de un lugar a otro de la geografía africana sin tropiezos (aunque la trama esté muy accidentada), proyectando luz sobre la humanidad más extensa y diversa.

La maestría del autor de Las tinieblas de tu memoria negra se expresa en cada rostro y en cada panorámica a través del uso implacable de un lenguaje pulcro y preciso. Las metáforas poderosas de un narrador incansable recogen la sabiduría de un pueblo, así como sus cavilaciones, y nos ayudan a entender claramente las problemáticas intrincadas del continente negro.

El sosiego de esa prosa diáfana y rigurosa nos traslada también a un escenario más cercano y conocido: el metro de Madrid. Esta maraña de pasillos interminables se convierte en el último refugio de un ser asombrado por las grandezas de una sociedad que crece constantemente (y que, en el camino, se deshumaniza).

En ese exilio diario, Obama Ondo reflexiona largamente sobre temas como el desarrollo —¿qué significa esa palabra que enfrenta a naciones, las estigmatiza o las glorifica?—, experimenta el racismo y siente como nadie esa nostalgia honda y desgarradora ligada al calor de su gente y de unos amores que, por razones inexplicables, sólo pueden vivirse en el recuerdo.

Con El metro de Donato Ndongo —una novela de gran valor literario y humano— exploramos la realidad indocumentada de muchas vidas memorables. Esas existencias anónimas y llenas de heroísmo.

Johari Gautier Carmona (1979) es un escritor y periodista franco-español nacido en París (Francia). Actualmente reside en Valledupar (Colombia), tras haber vivido en Barcelona (España) y Derby (Inglaterra). Autor de El Rey del mambo (Ediciones Irreverentes, 2009), y Cuentos históricos del pueblo africano (Editorial Almuzara, 2010).

Si estás interesado en leer la obra de Donato Ndongo, en la Mediateca Casa África tenemos varios ejemplares de El Metro, Los poderes de la tempestad o Las tinieblas de tu memoria negra disponibles para préstamo. El Metro fue publicado inicialmente por Ediciones El Cobre (2005), y ha sido reeditado este año por Assata Ediciones. Si estás interesado en adquirir un ejemplar, puedes hacerlo a través de correo electrónico a info@assata.es.

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*