#InAfrica, Economía, Noticias

Jean-Arsène Yao: “Seguimos arrastrando particularismos impuestos en la época colonial”

Jean-Arsène Yao responderá a tus preguntas en un encuentro que publicaremos el próximo martes 26

Jean-Arsène Yao es redactor de Mundo Negro y doctor en Historia.

El periodista marfileño Jean-Arsène Yao contesta a vuestras preguntas sobre el país africano en la cuarta edición de los encuentros digitales #InAfrica:

Gonzalo: Buenos días. Quería compartir con usted mi perplejidad. Costa de Marfil no aparece en nuestros televisores tras el final de la crisis electoral, que tampoco se explicó demasiado bien, en mi modesta opinión, en la mayoría de los medios occidentales. Como espectador, tiendo a imaginar que la situación se ha normalizado y que todo va bien en el país. Entonces leo el retrato que usted nos ofrece de Costa de Marfil y lo cierto es que me invade el desaliento. ¿Por qué se informa tan mal sobre África en general en nuestos medios? ¿Dónde podría encontrar información bien hecha sobre su país? Muchas gracias.
Hola, Gonzalo. No era intención mía desanimarle. La impresión de cierta normalidad que usted tiene es real. Como comenté en el post anterior, se va liberando a los presos políticos, el presidente Alassane Dramane Ouattara está terminando muchos proyectos (autovía, puente, intercambiador…) ya planificados, algunos incluso iniciados bajo el gobierno de Laurent Gbagbo. Pero la reconciliación nacional está lejos de ser una realidad. El Frente Popular Marfileño (FPI) de Gbagbo todavía no puede dar mítines en el norte del país y hace poco, Charles Konan Banny, presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación, denunciaba que las detenciones de los opositores obstaculizaba la reconciliación. Aún así hay lugar para la esperanza. Poco a poco algunos exiliados van regresando al país, aunque quedan muchos otros fuera. Sobre el por qué de la mala información sobre África en España, creo que es una cuestión de interés. Hace un par de años publicamos en Casa África un cuaderno en el que expuse mi opinión sobre este particular. En cuanto a las fuentes de información sobre Costa de Marfil, le recomiendo los siguientes sitios web que ofrecen noticias diarias (en francés): abidjan.net, connectionivoirienne.net, lebanco.net, abidjandirect.net y ladepechedabidjan.info.

Chacarita: Sólo una pregunta dividida en tres: ¿por qué sabemos tan poco sobre Costa de Marfil en España? ¿por qué hay hay tan poca información en los medios españoles? ¿qué opinión le merece la información sobre su país y sobre sus compatriotas? Gracias.
Yo atribuyo la escasez de información sobre Costa de Marfil en España por la ausencia de vínculos históricos y el poco número de marfileños que hay en España. Referente a la calidad de la información que se da sobre mi país, es bastante mejorable.

Marina M. Mangado: Buenas tardes, Para acercarnos al conflicto y a la reconciliación, pero también a la cotidianeidad y a las otras realidades de Costa de Marfil, ¿qué autores marfileños de narrativa contemporánea nos recomienda leer? Si en la lista hay autores y autoras, mejor . Un grand merci d’avance.
Sobre la crisis marfileña se ha escrito mucho, cada obra con el valor que le den sus lectores. No me atrevo a remendarle un libro concreto, pero le sugiero que lea Pourquoi je suis devenu rebelle, de Guillaume Soro, y Ma part de vérité, de Charles Blé Goudé, dos actores de los bandos opuestos en esta crisis, cada uno con su versión de los hechos. Luego usted podrá tener una opinión propia y equilibrada.

Movimiento Afrocaranavi: Muy interesante enterarse de cuanto acontece en el continente africano y particularmente en Costa de Marfil, así como el interés de europeos y especialmente españoles por asuntos como la reconciliación de países afectados por la confrontación violenta y la migración forzada. También desde América Latina – Bolivia, los afrodescendientes estamos interesados en ampliar nuestro conocimiento, acercarnos a nuestras raíces y crear una conciencia universal sobre estos temas. ¿Considera que sea posible una conciliación y plena pacificación, habiendo aún pendientes tantos problemas económico-sociales en gran parte de la población?
Antes que nada, quisiera solidarizarme con su proyecto de reencuentro con sus raíces. Llevo dos décadas estudiando la temática de la afrodescendencia en América. En cuanto a su pregunta, yo sí creo que una reconciliación y una paz son posibles siempre que gobierno y oposición se alejen de los cálculos electorales. Las cuestiones de la tierra y la nacionalidad son reales, y hay que afrontarlos promoviendo la convivencia y no “desvistiendo a un santo para vestir a otro”, como se está haciendo. Las autoridades deben tener en cuenta la opinión de los autóctonos, sin privar a los nuevos pobladores de sus derechos.

Imagen de la celebración del Día Internacional de la Mujer de 2005 en Abidjan (Imagen: UN Photo/Ky Chung)

Imagen de la celebración del Día Internacional de la Mujer de 2005 en Abidjan (Imagen: UN Photo/Ky Chung)


Tamara: Hola a todos y gracias por esta oportunidad de hablar sobre un tema que se ve tan poco en los medios de comunicación de nuestro país y que sigo con interés. Me gustaría saber cuál es su opinión sobre el proceso de reconciliación nacional, cuáles son las opciones que usted ve para garantizar la paz y la justicia y para distender el clima político. También qué solución ve usted para la cohesión nacional, para la xenofobia y los problemas causado por la competición por los recursos. ¿Hay una identidad marfileña real y una conciencia nacional realmente? Muchísimas gracias y mucha suerte.

Hola, encontrará parte de las respuestas a sus preocupaciones en la pregunta anterior. Me parece muy interesante la última parte de su pregunta. Por supuesto que existe una identidad marfileña, ahora, comparto su duda sobre la conciencia nacional. Creo que seguimos arrastrando particularismos impuestos en la época colonial que no hemos superado. El primer presidente del país, Félix Houphouët-Boigny, fomentó esta conciencia nacional, pero sus sucesores se alejaron de este proyecto. Con todo, la mayoría de la población se considera antes que nada marfileña y luego de su pueblo.

Koko: Me parece curioso que no hable de Alassane Ouattara como presidente electo y ganador de elecciones, es ir contracorriente. ¿Cómo cree que lo está haciendo? ¿Cómo cree que terminará el mandato? ¿Reelección en 2015? Un saludo.
No hay que rebuscar donde no hay. Decir que Alassane Dramane Ouattara “llegó al poder”, hablando en un contexto electoral implica que las ganó. Luego podremos discutir las condiciones en las que las ganó. Pero casi tres años después, no merece la pena volver sobre esto. Precisamente, 2015 está a la vuelta de la esquina, y debemos trabajar para evitar que este tipo de debate se repita. Sobre el trabajo de Ouattara, creo que como “primer ministro” lo está haciendo bien. No para de viajar, según dice, para buscar inversores a fin de redinamizar la economía. Hasta ahora lo único que hemos tenido son promesas de inversión, que no es poco. Para 2014, ha prometido subidas salariales. Ahora, como presidente, le falta pedagogía y contacto con el pueblo, máxime en nuestra situación, para que todos los marfileños lo vean como su presidente, y no el de una parte de la población. En cuanto al final de su mandato, le queda poco tiempo, y no creo que de aquí a entonces pueda cambiar radicalmente la situación actual del país; lo que no creo es que vaya a impedir su reelección si mantiene sus vínculos con los partidos aliados: PDCI, UDPCI, PIT, MFA.

cdm2

Las necesidades básicas de los marfileños son numerosas, siendo la principal el empleo (Imagen: ©EC/ECHO/Anouk Delafortrie).

Marfileña de corazón: Hola. Costa de Marfil parece que se enfrenta a muchos desafíos y problemas. ¿Cuál cree usted que es la prioridad? ¿Cuáles son las necesidades básicas de los marfileños y en qué debería centrarse el gobierno? Gracias.
Hola. Usted me lo pone difícil. Hay tantas cosas pendientes. Si fuera presidente priorizaría la reconciliación nacional y la recuperación económica. Por otra parte, las necesidades básicas de los marfileños son numerosas, siendo la principal el empleo, que les permitiría tener ingresos para cubrir las demás. El empleo no tiene por qué ser un trabajo de oficina, pues el gobierno puede ayudar a mucha gente a realizar proyectos agrícolas que son rentables y necesarios.

Arthur Ogou: Bonjour. Desearía conocer su opinión sobre el futuro del señor Laurent Gbagbo y el futuro del Tribunal Penal Internacional. Muchas gracias.
Hola. Veo un futuro inmediato complicado para el presidente Laurent Gbagbo. En mi opinión, más allá de los crímenes que se le reprochan, está su oposición al sistema neocolonial en el que no quiso entrar. Está pagando su oposición a la llamada comunidad internacional, que en el caso de Costa de Marfil, se resume a la Francia de Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy. Ahora, yo creo que es una pieza esencial para la reconciliación nacional. En cuanto al futuro del TPI, creo que seguirá en su formato actual, a pesar de las protestas de la Unión Africana.

Madame Komenan: Bonjour, monsieur Yao. Acabo de leer un informe de la OCDE sobre Costa de Marfil tras visitar el país y las dos cosas no me cuadran. ¿Por qué? Me recuerda un poco al caso de los informes del BM y el FMI sobre Túnez, deshaciéndose en elogios sobre los éxitos económicos y la estabilidad del país, cinco minutos antes de que empezaran las Primaveras Árabes. Merci beaucoup et plein de bisous.
Hola, hermana. No he leído dicho informe ni sé las dos cosas que no le cuadran. En el caso de Costa de Marfil, tanto el FMI como el Banco Mundial no escatiman en elogios hacia el gobierno, a pesar de que la ciudadanía lo esté pasando muy mal para llegar a fin de mes, y el paro juvenil sigue alto. Con todo, no creo que se vaya a sublevar el pueblo, como ocurrió en Túnez, después de los tristes acontecimientos postelectorales de 2011.

Madame Komenan: Otra pregunta: virer Lamouchi ou pas?  Merci encore.
Te diría que sí, pues desde que llegó la selección nacional no deja de hacernos sufrir. Caer en octavos en la CAN 2013, después de llegar a la final en 2012 con otro entrenador, y dar el esperpéntico espectáculo ante Senegal en Casablanca no augura nada bueno para Brasil 2014. Ahora, si lo tienen que echar, que lo hagan cuanto antes para dar tiempo al nuevo de montar un buen equipo.

Imagen de la laguna Ébrié vista desde Tiagba (Imagen: Zenman | Wikimedia Commons)

Imagen de la laguna Ébrié vista desde Tiagba (Imagen: Zenman | Wikimedia Commons)

Begoña: Le agradecería nos comentara la situación de la vivienda en Abidjan. Tras la destrucción de barrios enteros en estos años, el millón de desplazados internos y el regreso de los refugiados en otros países,  está siendo muy difícil el realojamiento de los que retornan a Costa de Marfil.
Hola, Begoña. En Abidjan no hubo destrucción de barrios durante la crisis. Esta ciudad viene arrastrando un déficit inmobiliario desde mucho antes de la guerra. Por esto una de las primeras medidas que tomó el gobierno de Ouattara ha sido el desarrollo de un programa de viviendas sociales con financiación marroquí. Donde sí hubo destrucción de vivienda fue en el oeste, de ahí la dificultad para que regresen los refugiados en Liberia, a pesar de las promesas de las autoridades de realojarlos en casas aún por construir.

María Auxiliadora: ¿Es Costa de Marfil un lugar de destino o transito de las migraciones africanas? ¿Qué echa más de menos de su país cuando reside en España? ¿Qué lugar es imprescindible conocer para un viajero en Costa de Marfil?
Durante años Costa de Marfil fue lugar de destino de una inmigración regional por su estabilidad. Vinieron muchos ciudadanos de Burkina Faso, Malí, Ghana, Guinea, etc. Desde hace una década, la situación ha cambiado. El país ya no resulta atractivo. En otro orden, cuando estoy en España echo de menos la gastronomía, algunos platos con los que me crié. Referente al turismo, Costa de Marfil es una tierra con muchos encantos. Yo le sugiero visitar el litoral de San Pedro.

Mónica: Hola, sr. Yao. ¿Cómo se ve en Costa de Marfil el papel de Francia en la zona? Lo pregunto tanto por el papel que tiene en la propia Costa de Marfil como ahora por la intervención en Mali. En resumen… ¿la Françafrique gusta o disgusta a pie de calle?
La visión que se tiene en este país del papel de Francia tiene una geometría variable. En los 90, aquellos que luchaban por la democratización del país contaron con el apoyo o, mejor dicho, el laxismo de Francia, que no apoyó sistemáticamente al gobierno de Houphouët-Boigny que estaba en sus últimos momentos. Mientras los medios nacionales controlados por el Gobierno no le daban espacio, Laurent Gbagbo, entonces líder de la oposición, encontró en Radio France International (RFI) el instrumento de comunicación de Francia, un gran aliado. De 2000 a 2011, las cosas cambiaron, por los motivos que ya di en una respuesta anterior, y RFI –por ende Francia– se alió con Ouattara. En estos momentos la Françafrique gusta más al bando Ouattara que al de Gbagbo.

Ana: Hola, Jean-Arsène. Tengo un niño de 9 años que quiere saber más sobre Costa de Marfil ¿Qué libros pueden regalarle los reyes? Gracias.
Querida Ana, no sé si existen libros para esta edad en castellano. Ahora, si el pequeño sabe francés o se lo puede leer usted, la editorial francesa Jaguar tiene una guía general bastante interesante sobre el país. Luego existen libros más especializados sobre arte, política, economía, que no son para niños.

  

Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*