Letras

Comiendo ñame, tocando la marimba y bailando rumba en las quimbambas

Términos musicales como 'rumba', 'mambo', 'bongó' o 'marimba' han pasado a ser emblemáticos del Caribe

Términos musicales como 'rumba', 'mambo', 'bongó' o 'marimba' han pasado a ser emblemáticos del Caribe (Imagen |Bas Boerman)

Cuando hablamos del legado bantú en las tradiciones caribeñas muchos piensan solamente en la lengua ritual del sistema religioso del Palo Monte. Es cierto que este es un reservorio muy valioso, y presente en la realidad cultural de esta región, pero no es el único. Es necesario comprender que la conexión de las culturas bantúes con la identidad del Caribe pasa también por otros ámbitos como la cocina, la música e incluso las relaciones sociales. Esta herencia está en nuestro patrimonio y se trata de una vital presencia de la bantuidad lingüística en las tradiciones culturales populares caribeñas.

El estudio lingüístico ha demostrado el origen bantú de términos en la cocina, estabilizados muchos en toda la sociedad cubana y no identificados con su origen africano. Así es el caso de malanga, ñame, fufú, quimbombó. Otros, de uso coloquial, han traspasado a la literatura actual, como es calambuco, vocablo convertido en emblema por el escritor cubano Lorenzo Lunar. De la misma forma, en la música y en las expresiones de la oralidad caribeña es muy alta la productividad de estas palabras de interesante historia y evolución: tenemos el caso del nombre de géneros musicales e instrumentos que han pasado a ser emblemáticos de estas zonas como la rumba, el changüí, el mambo, el guaguancó, el bongó, la marimba, todos vocablos procedentes del legado bantú.

Pero es en la expresividad cotidiana donde la fraseología con términos de procedencia bantú da un toque de auténtica raigambre identitaria a estas tierras caribeñas. Es innegable que no se concibe nuestra variante del español sin el manejo de este rico repertorio: vivir en las quimbambasvivir lejos´), ser de Ampanga (´ser el colmo´), estar en la fuácata (´estar en la miseria´), formarse un titingó (´formarse una pelea´), dar sánsara (´conversar o andar mucho´), dar una tángana (´dar problemas´) son unidades fraseológicas de constante uso.

Como vemos, la historia de los hombres va indisolublemente ligada a las palabras que utiliza para expresar sus necesidades comunicativas. Los contactos, obligados o voluntarios, entre culturas siempre dejan un testimonio, por lo que llamamos la atención, pues, sobre aquellas áreas de la praxis del caribeño en la que más profundas huellas ha dejado el legado bantú en nuestra identidad cultural a través de  un testigo nada silencioso: la lengua.

Gema Valdés es doctora en Ciencias Filológicas y actual profesora titular de Lingüística General y Sociolingüística  de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (Cuba). Ha desarrollado más de 20 proyectos sobre la influencia de las lenguas africanas en el español, en especial las bantúes, publicando más de 50 trabajos científicos y 5 libros. Es miembro de la Cátedra UNESCO de Estudios Afroiberoamericanos de la Universidad de Alcalá (España).

¿Quieres saber más? En la Mediateca Casa África tenemos para préstamo Los remantentes de las lenguas bantúes en Cuba, un ensayo de la profesora Gema Valdés. Si te interesa la cultura bantú en general, te recomendamos los libros Dios en África: valores de la tradición bantú, The Bantu languages o Studies in african comparative linguistics : with special focus on Bantu and Mande. Además, puedes adentrarte en los sonidos bantúes con CD de música como Actitud bantú, Soleil bantu, The one love movement on Bantu Biko Street o Mama mosambiki, entre otros.
  

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*