Artes escénicas

Khalo Matabane: “Quiero criticar las ideas de paz y justicia de Mandela”

El realizador sudafricano participó en la pasada edición de MiradasDoc

El realizador sudafricano participó en la pasada edición de MiradasDoc

Khalo Matabane forma parte de la joven y emergente creación cinematográfica sudafricana. Natural de un pequeño pueblo del noreste del país austral, su trabajo incluye varios documentales para televisión, como Young Lions (2000) y Love in the Time of Sickness (2002), así como documentales para cine como Beautiful Country (2004) y Conversations on Sunday Afternoon (2006). Siente pasión narrando historias y desafiando la sociedad en que vivimos a través de guiones cinematográficos. Ahora se encuentra inmerso en el rodaje de su próximo trabajo, Una carta para Nelson Mandela, un documental en el que se está encontrando con realidades enfrentadas sobre la permanencia de la filosofía del perdón y la reconciliación, aplicada por Mandela, en el mundo actual. Desde Casa África le apoyamos y participamos en este documental y, con motivo de su reciente visita al Festival Internacional de Cine Documental MiradasDoc, aprovechamos para charlar un rato con él:

La raza, la identidad o el panorama político y social post-apartheid son asuntos que muestras en tus películas, como en Story of a beautiful country, y el township parece una localización común en muchos de tus trabajos. ¿A qué conclusiones has llegado tras tratar tanto estos temas?
Nunca he pensado en los townships como una localización fija para mis trabajos. Creo que es pura coincidencia. Nací en un pueblo y mis trabajos anteriores los situaba en zonas rurales. Creo que el paisaje en mis películas se basa fundamentalmente en el contenido y la temática. Hay cuestiones que me fascinan como la historia, la memoria y la identidad. No estoy seguro de si he aprendido algo de mi trabajo cinematográfico pero sí aprendo de la vida todos los días. Ahora mismo siento que quiero moverme, alejarme y hacer películas en todas partes y en cualquier lugar más allá de las fronteras, tanto reales como imaginarias. El documental en el que estoy trabajando actualmente, Una carta para Nelson Mandela es un ejemplo de ello. Me gusta la idea de tomar una figura icónica local que haya tenido gran impacto en el mundo e intentar realizar una crítica de manera global.  La idea de rodar por todo el mundo, entrevistando a gente desde Barcelona hasta Lagos, es increíble. Por otro lado sí me gustaría en un futuro pasar de películas políticamente cargadas hacia historias sobre el ser humano, las relaciones y el amor, especialmente sobre aquel amor no correspondido, el envejecimiento o la muerte.

¿Qué hay de especial en el documental Una carta para Nelson Mandela que estás preparando?
Una carta para Nelson Mandela es mi intento de comprender a Mandela más allá de la figura mitológica o de superhéroe en la que se ha convertido, más allá de los negocios que existen detrás y más allá del anciano sonriente que ama a los niños. En este documental voy a profundizar en sus ideas de paz y justicia. Quiero criticarle como filósofo tal y como lo haría con, por ejemplo, Karl Marx.

¿Cómo se encuentra el sector audiovisual en Sudáfrica? ¿Se puede vivir de ello?
He tenido la suerte de ganarme la vida con el cine desde que comencé a trabajar. Realmente ha sido la única profesión que he tenido. Estamos en una situación bastante difícil para crear cine y se endurece día a día, pero no es imposible. Creo que la imagen de Sudáfrica como el niño mimado del mundo ya se ha pasado y el interés está ahora en otro lugar. También nos estamos enfrentando a problemas de viabilidad comercial, lo cual es una cuestión global y no solo algo que ocurra en Sudáfrica. Los cineastas tenemos que encontrar innovadoras formas de producción y distribución de nuestros productos cinematográficos.

El pasado mes de agosto fue muy duro para la localidad de Marikana, al noroeste de Sudáfrica, donde 34 mineros murieron en enfrentamientos con la policía. ¿Nos encontramos ante una nueva fractura social?
Marikana es un incidente trágico, una traición a la libertad y una metáfora de nuestra lucha y nuestro fracaso en la creación de una sociedad justa e igualitaria. Siempre será una mancha en la conciencia nacional. Tal vez sea demasiado pronto para diseccionar lo que está ocurriendo pero yo pude visitar la zona y lo que vi fue un paisaje árido de muerte.

Perfil Khalo Matabane

  • Un lugar de Sudáfrica: la aldea en donde crecí, Ga-Mphahlele, y Johannesburgo.
  • Un recuerdo de tu infancia: escuchar a mi abuela cuando me contaba cuentos de pequeño
  • Un hecho histórico: la resistencia de los jóvenes de Soweto contra el apartheid en 1976. Fueron masacrados pero creo que gracias a ellos el curso de la historia en la política sudafricana cambió. Este trágico incidente me inspiró para crear la miniserie When we were black
  • Un personaje histórico: Steve Biko, activista sudafricano que luchó contra el apartheid
  • Un libro: The Fire Next Time, de James Baldwin
  • Una canción: A change is gonna come, de Sam Cooke
  • ¿Qué significa para ti la figura de Nelson Mandela? Solo puedo pensar en Nelson Mandela por las historias que me contaba mi abuela de pequeño, el heroico e invencible revolucionario que iba a derribar los muros de la prisión y a liberar el país armado con una pistola.
  

Etiquetas:, , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*