Noticias

Y un rayo partió a Senegal

Todos los periódicos senegaleses llevaron la derrota a sus portadas

Todos los periódicos senegaleses llevaron la derrota de la selección a sus portadas

Miércoles. Nueve y pico de la noche. Restaurante Khorbi, en el barrio de Fann Hock, en el centro de Dakar. Casi no queda una silla libre. Decenas de personas se disponen a ver el partido entre Senegal y Guinea Ecuatorial. Poca gente en la calle. Para Los Leones de la Teranga es una final. Si pierden se quedan fuera de la Copa de África.

Unas horas antes, el mismísimo presidente Abdoulaye Wade había llamado a la concentración de los senegaleses para recordarles su responsabilidad. Cuando saltan al campo los Mamadou Niang, Demba Ba y compañía se les ve concentrados y serios. Partían como serios aspirantes a llegar a la final de este torneo y se lo iban a jugar todo a una carta. La gente del Khorbi estalla de júbilo cuando pisan el césped. Un grupo de estudiantes congoleños de la Universidad Cheikh Anta Diop son la única nota discordante, ellos animan a Guinea Ecuatorial.

Una hora y media después, la emoción había cambiado de barrio. A la selección de Senegal la partió un rayo, el Nzalang nacional, como se conoce a los guineoecuatorianos. Con un juego más alegre y desenfadado y una propuesta inteligente que le permitió resistir las primeras embestidas senegalesas, Guinea Ecuatorial dio la primera gran sorpresa de la Copa África plantándose en cuartos de final a las primeras de cambio y eliminando a Los Leones.

El Khorbi se convirtió en una tumba. Igual que todo Senegal. La emoción de los últimos minutos, en la que parecieron a punto de dar la vuelta al partido tras los goles de Randy (jugador de la UD Las Palmas) y Sow, se apagó de golpe con el tanto marcado en el último minuto por el guineoecuatoriano del Langreo (Tercera División española) Kily Álvarez.  La decepción fue enorme.


Resumen del partido Guinea Ecuatorial – Senegal (2-1)

Al día siguiente, los periódicos senegaleses recogían ampliamente la tragedia. “Humillación”, “Adiós Bata”, “Desilusión” o “El Nzalang fulmina a Los Leones” eran algunos de los titulares de portada. Y en todo el país se abrió ya el debate sobre la continuidad de Amara Traoré al frente de la selección y de la necesidad de una renovación profunda de jugadores. Lo dijo el gran El Hadji Diouf, uno de los mejores jugadores de la historia de este país: “O cambiamos a estos chicos o no tenemos nada que hacer en 2013”, en referencia a la próxima Copa África.

Se esperaba mucho más de Senegal. Su eliminación es la primera gran noticia de este torneo.

José Naranjo es un periodista grancanario que ha dedicado buena parte de su carrera profesional al continente africano. Autor de dos libros sobre inmigración, Premio Derechos Humanos 2007 del CGAE, en la actualidad vive en Dakar (Senegal) desde donde colabora con distintos medios de comunicación. Es cofundador del portal GuinGuinBali, dedicado a la actualidad africana.

  

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sin comentarios

Añade tu comentario

*