Música, Semilla Negra

Semilla Negra – Programa 2: Y la calabaza se convirtió en orquesta

En la franja de tierra que abarca el oeste de África, las músicas se han nutrido siempre de leyendas e historias populares. De aquel cronista pionero que fue Balla Fasseke, fundador de la dinastía de los Kouyaté, el papel del trovador africano puede ser asimilado a una labor de notario de costumbres, noticias y acontecimientos históricos de sus pueblos.

Un griot africano retratado a finales del siglo XIX.

Un griot africano retratado a finales del siglo XIX.

Considerados primero con honores, los griots del oeste africano jugaron un papel fundamental a la hora de levantar acta de cualquier novedad que afectara a las sociedades primigenias. Se suele decir, y no es exageración, que cuando muere un trovador en África es como si se quemara una biblioteca. No es una metáfora barata: antes de la existencia y popularización de la crónica escrita, estos músicos eran los únicos encargados de velar por el acervo de sus comunidades africanas. De recordar situaciones históricas, batallas legendarias o, simplemente, dejar un rastro perdurable en el que se pudieran dar a conocer acontecimientos clave para el futuro del pueblo. Porque los griotseran, al tiempo, cronistas e historiadores, árbitros y maestros de ceremonias, siempre vinculados al devenir social, político, religioso y cultural de los pueblos de África. Hasta bien entrado el siglo XX, el rol de trovador era hereditario en África. Para una familia era un alto honor que sus vástagos, los miembros de las nuevas generaciones, se ocuparan de dar fe de lo que había ocurrido en el pasado. De recoger el testigo oral de abuelos y padres. Porque, valga el aserto, el pueblo que no conoce su historia está condenado a olvidarla.

Volvamos al oeste de África. Si hay un instrumento que caracterice la labor de los trovadores es la kora. Singular arpa rudimentaria construida con un cuerpo de gran calabaza hueca y un mástil cilíndrico a modo de diapasón, está dotada de veinticuatro cuerdas y una sonoridad casi metálica que es difícil de describir.

Sobre su amplia gama de sonidos se ha edificado buena parte de la producción musical del oeste de África, con instrumentistas de pedigrí como los malienses Toumani Diabaté, Mamadou Diabaté, Ballaké Sissoko e Issa Bagayogo o el guineano Mory Kanté, pionero en la introducción del sonido de la kora en los mercados de la música occidental con su clásico de finales de los años 80 Yé Ké Yé Ké.

Pero la kora también ha jugado un papel enriquecedor en la que, sin duda, es el primer acervo musical del oeste de África, tierra donde nació el blues antes de viajar con los esclavos negros a los campos de algodón del sur de Estados Unidos. Músicos de seminal influencia como Boubacar Traoré, quizá el primer y más importante trovador de Malí, Ali Farka Touré o Salif Keita se rodearon de grandes tañedores de kora para terminar de componer sus canciones-crónica de las etnias subsaharianas. Y así hemos llegado hasta hoy, cuando la kora es ya un instrumento respetado fuera de África. Artistas internacionales como la cantante islandesa Björk Gudmundsdóttir, el chelista francés Vicent Segal, el compositor parisino Jacques Burtin y el bluesman neoyorkino Taj Mahal se han rodeado de esta singular orquesta de un solo instrumento para dotar de mayor espiritualidad a sus canciones. Hasta el flamenco ha caído rendido al esplendor de la kora, como bien retrató el guitarrista sevillano Raúl Rodríguez Quiñones, que dejó una frase espléndida la primera vez que escuchó en concierto la kora de Toumani Diabaté: “Parece que hay toda una orquesta escondida dentro de esa calabaza”.

Arrancamos con sonidos de kora esta selección de músicas del oeste de África en la que también destacan los ritmos bailables de Youssou N´Dour, el maestro del mbalax, junto a sus compatriotas senegaleses Orchestra Baobab y Cheikh Lô. Un sabor latino que quedó más marcado en el sonero de África, el cantante gambiano Laba Sosseh, y en los más actuales Africando. Mayor recogimiento plasman las canciones de Rokia Traoré y Oumou Sangaré, además de una emocionante pieza dedicada a los niños de la guerra por el cantautor sierraleonés Seydu. El grupo malí Tinariwen ha logrado encandilar al público occidental con su blues infeccioso y eléctrico, campo de acción del ya legendario Ali Farka Touré, cuyo discípulo Bassekou Kouyaté apunta a convertirse en la próxima gran estrella de la música africana. Desde Burkina Faso llega la popular banda Farafina, que ha grabado con The Rolling Stones y el pianista japonés Ryuichi Sakamoto. Y desde Costa de Marfil el nuevo emperador del reggae africano, Tiken Jah Fakoly, cuyas influencias quedan patentes en la eclosión de Sierra Leone´s Refugee All Stars, conjunto fundado en campos de refugiados en Guinea durante la última gran guerra civil. Los cantautores caboverdiano Tito Paris y guineano Manecas Costa ponen el acento en las influencias musicales que llegaron desde Portugal a las antiguas colonias. Y para acabar resurge uno de los pioneros de la música de Ghana, el explosivo highlife, Emmanuel Tettey Mensah, flautista que en los años 50 logró concitar el interés de Louis Armstrong para actuar con la orquesta The Tempos. Medio siglo después, Femi Kuti, hijo y heredero del gran Fela Kuti (a quien más adelante dedicaremos un programa monográfico), y Keziah Jones son las voces contemporáneas del atlético afrobeat de Nigeria.

Carlos Fuentes es el autor de Semilla Negra. Periodista y crítico musical, durante las últimas dos décadas ha publicado artículos, entrevistas y reportajes sobre las músicas africanas en periódicos nacionales y en revistas especializadas como Rockdelux o Serie B.

 

 

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

13 respuestas para “Semilla Negra – Programa 2: Y la calabaza se convirtió en orquesta”

  1. El 26 agosto, 2013 a las 16:58 eduardo antonio heras comentó... #

    Buenos dçias, Soy constructor de instrumentos y musico. Las generosas tetas de la madre Africa han amamantado numerosas culturas a lo largo y ancho del mundo. Hoy por hoy esto abocado a la tarea de acopiar informacion de base cientifica a traves de distintas disciplinas,para sustentar la certeza de que la milonga no es un hibrido surgido del intercambio de ida y vuelta entre Europa y America. Que no es derivada de la habanera y otros, sino precisamente al revçes, madre original en sus formas conocidas NACIDA TAL COMO SE CONOCIO Y CONOCE EN AFRICA OCCIDENTAL Y SUBSAHARIANA. jUSTAMENTE MI PUNTO DE PARTIDA PARA LA INVESTIGACION FUE EL SUSTENTO ORGANOLOGICO Y POSESION DE ESCALAS Y MODOS.LOS DJELIS HAN SIDO LA CLAVE PARA ROMPER LA EXPLICACION EUROCENTRICA. DESPUES LAS OTRAS DISCIPLINAS…continuo en ello pues la resistencia del status quo, su apropiacion de la expresion cultural, y consecuente negacion de toda variante que altere su comoda postura,elaborada desde la comodidad y sostenida como axioma por la carencia de materiales de informacion acabados para la reconstruccion, es un tenaz negador del producto e influencia de otras culturas. UNIDAD EN LA DIVERSIDAD. Desde Argentina los abrazo y agradezco toda informacion.

  2. El 3 febrero, 2012 a las 17:54 Delia comentó... #

    ¡Me encanta!, realmente es un regalo que nos hacéis, muchísmas gracias y espero que siga este blog hasta que no haya más genios musicales que escuchar, algo imposible en África.

    • El 6 febrero, 2012 a las 14:34 Casa África comentó... #

      Muchas gracias por tu comentario, Delia. ¡Seguiremos trabajando para que así sea!

  3. El 12 noviembre, 2011 a las 20:48 Jesus Rodriguez Romo comentó... #

    Gracias gracias , enhorabuena, enhorabuena. Gracias por el regalo por el esfuerzo y por la capacidad para recuperar la palabra y los sonidos de Africa. Cuando las escucho oigo tanta creación acallada. Bueno no más letras, esta semilla como tantas otars semillas negras perdurará gracias. Maginíficas selecciones

  4. El 2 noviembre, 2011 a las 15:38 Fran comentó... #

    ¿Sólo durante un tiempo? Este blog y este programa deberían ser eternos. Dicho de otro modo: son de vital necesidad. Vale que de momento tiene pocos “afiliados”, pero estoy seguro de que con el tiempo irá creciendo (lo he recomendado en varios sitios y lo seguiré haciendo).
    No tengo nada en contra de los artistas consagrados (todo lo contrario); es más, dos de mis músicos fetiches (Salif Keita y Thomas Mapfumo) aparecen en el primer programa. Dije lo que dije porque veo que hay artistas muy pero que muy buenos que por falta de apoyo no salen a flote.
    Lo de los especiales me parece una idea genial (ardo en deseos de saber lo que nos tienen preparado pa’ mañana). Géneros y estilos hay para “aburrir”.
    No me enrollo más. Muchísimas gracias por atenderme, por el blog y por el programa.
    http://www.youtube.com/watch?v=S4EriPgiXV0 (Guinea Conakry)
    http://www.youtube.com/watch?v=ojZV36O40ms (Zimbabue)
    http://www.youtube.com/watch?v=xWcZxzZIIWk (Mali)
    Espero que les gusten (y que no les importe que los ponga).

    • El 2 noviembre, 2011 a las 15:56 Casa África comentó... #

      ¡Claro que no nos importa que compartas información, Fran! Queremos que el Blog África Vive sea un lugar de encuentro y de debate crítico para que todos podamos exponer nuestras ideas, pensamientos y propuestas para el continente vecino, al que tratamos de dar el lugar que se merece en la actualidad. Por esta razón el Blog no sabemos si será “eterno”, como comentas, pero sí que lo mantendremos actualizado continuamente y no tiene ninguna fecha de caducidad. En cuanto a Semilla Negra, son programas que vamos a ir subiendo semanalmente desde Casa África y que están redactados por el periodista Carlos Fuentes. ¡Esperamos seguir recibiendo tus comentarios y propuestas!

  5. El 31 octubre, 2011 a las 19:33 Fran comentó... #

    Dos ejemplos de talento y cero reconocimiento (ambos de Senegal):
    http://www.youtube.com/watch?v=BZD19Glhnw4
    http://www.youtube.com/watch?v=1u4HcvGiXaQ

  6. El 31 octubre, 2011 a las 18:14 Fran comentó... #

    La lista es excelente (como lo es la iniciativa), aunque yo hubiera prescindido de los artistas más conocidos (los menos son los que realmente merecen una oportunidad) y de los que se repiten del primer programa (Ali Farka, N’Dour y Salif). Hay infinidad de músicos que lo hacen de maravilla y no los conoce casi nadie. Podría dar nombres y más nombres.

    • El 2 noviembre, 2011 a las 9:28 Casa África comentó... #

      Hola, Fran. Gracias por tu comentario. Daremos nombres y canciones de artistas menos conocidos, a los que apoyamos en nuestras actividades. Tenemos pensado que Semilla Negra se prolongue durante un tiempo y lanzaremos capítulos específicos y temáticos, cada semana. Mañana, de hecho, tendremos uno específico sobre un evento que nos emociona. ¡Saludos!

  7. El 30 octubre, 2011 a las 10:53 pedro marquez comentó... #

    maravillosa iniciativa que seguiré todas las semanas y espero que sean muchas. enhorabuena a casa africa por la difusión de esta musica tan bonita suerte

  8. El 27 octubre, 2011 a las 13:53 Julia García del Monte comentó... #

    Enamorada de las músicas de Africa, la idea de Semilla Negra, me parece un regalo increible. Siempre lo escucho en cuanto enciendo mi PC. Gracias a los que lo hacen posible y un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Semilla Negra – Programa 28: Cuando África conquistó Nueva York > Blog África Vive - 24 mayo, 2012

    [...] Yamulemau, en un trasunto de tradición oral que Laba Sosseh conocía por sus orígenes familiares griot. También unió su talento al músico Roberto Torres, quien abrió puertas en varias discográficas [...]

  2. ¿A qué suena África? « Rumbo a Nigeria - 3 noviembre, 2011

    [...] por el blog de ÁFRICAVIVE y dale al [...]

Añade tu comentario

*